La consejera de Agricultura se reúne con el nuevo presidente de Cooperativas Agro-alimentarias

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha mantenido un encuentro institucional con el nuevo presidente electo de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, Fulgencio Torres. Como ha apuntado Crespo, el objetivo de esta reunión es “mantener la estrecha colaboración que viene existiendo entre la Consejería y esta entidad que representa a numerosos profesionales del sector agroalimentario andaluz”.

Carmen Crespo ha trasladado a Torres el respaldo de la Administración andaluza “para cosechar los mayores éxitos durante su etapa como máximo representante de una entidad que, junto a las demás organizaciones profesionales agrarias de la región, ejerce un papel de gran relevancia como interlocutora entre los productores y la Junta de Andalucía”. “Para responder a las necesidades del campo es preciso que la voz de los agricultores y ganaderos llegue a la Consejería, donde estaremos encantados de arrimar el hombro para, en el marco de nuestras competencias, ayudar a un sector básico para la economía de la Comunidad Autónoma andaluza y que es, además, fundamental para lograr la soberanía alimentaria de Europa”, ha explicado la consejera.

Entre otras cuestiones, la responsable de Agricultura ha resaltado la importancia que tiene la política hídrica para “garantizar la continuidad de la actividad agraria en contextos tan complicados como el actual, marcado por una sequía que se ha convertido ya en un rasgo estructural de Andalucía como consecuencia del cambio climático”. “Tenemos que unir fuerzas para potenciar la resiliencia de esta tierra a la escasez de unos recursos hídricos que son necesarios no solo para el abastecimiento de agua potable a los hogares, sino también para poder contar con alimentos de calidad y para mantener actividades económicas de gran calado en la región como la industria o el turismo”, ha añadido Crespo.

Por su parte, el nuevo presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía ha trasladado a la consejera su voluntad de liderar un proyecto continuista en el que trabajará por “afianzar líneas estratégicas para la federación como es el acceso al agua para el campo y las cooperativas agroalimentarias de la comunidad”, así como el impulso de la tecnología y las infraestructuras necesarias para hacer un uso eficiente de este recurso. Fulgencio Torres también ha hecho hincapié en la necesidad de trabajar en un plan de actuación para afrontar los problemas de mano de obra que afectan al normal desarrollo de las campañas agrícolas y, por supuesto, en la necesidad de reforzar las ayudas y simplificar la burocracia para favorecer la incorporación de la juventud a la actividad agraria.

De igual modo, Torres ha solicitado a la consejera no flaquear ante la entrada indiscriminada de producciones de terceros países. Por ello, la ha instado a hacer un frente común frente a Europa para exigir “mayores controles en frontera” y “la imposición de cláusulas espejo para poder operar en igualdad de condiciones en un mercado globalizado”. Por último, Fulgencio Torres ha animado a Carmen Crespo a mantenerse firme frente al Gobierno central para conseguir suavizar las exigencias del Plan Estratégico de la Política Agraria Común, al objeto de mantener un sistema agroalimentario como el andaluz, que supone más del 30% de valor añadido de la producción agraria nacional.

Sobre los acuerdos con terceros países, la consejera ha recordado que “Andalucía he reclamado al Estado en numerosas ocasiones que ejerza su papel de intermediario ante Bruselas y exija el establecimiento de unas cláusulas espejo que garanticen a los productores el respeto que merecen”. “Los agricultores y ganaderos de Andalucía han demostrado con creces su apuesta por la sostenibilidad ambiental y social de la actividad agraria”, ha apuntado Carmen Crespo, recordando que estas características “deben ir acompañadas también de la necesaria sostenibilidad económica de una actividad de la que dependen numerosas familias y en la que todos los agentes deben respetar las mismas reglas de juego para evitar la competencia desleal”.

Artículos Relacionados