Life Resilience se presenta en FIMART 2018

La feria de innovación “Smart Rural Fimart”, escaparate de innovación y tecnología para el mundo rural ha servido de escenario para la presentación del proyecto europeo Life Resilience.

El acto ha tenido lugar en el espacio Expofimart situado en el Palacio de la Merced de Córdoba donde Teresa Carrillo, directora del proyecto ha sido la encargada de explicar los objetivos y las acciones previstas de Life Resilience para los próximos tres años.

Este proyecto, cofinanciado por el programa Life de la Unión Europea, pretende buscar nuevas prácticas sostenibles y productivas para la prevención de Xylella fastidiosa en las plantaciones de olivar y almendro en intensivo, así como la obtención de variedades tolerantes a esta enfermedad que permitan afrontar el futuro de estas producciones con optimismo.

El consorcio que compone este proyecto agrupa a empresas e instituciones de España, Italia y Portugal siendo los socios del mismo: Galpagro, la Universidad de Córdoba, Agrifood Comunicación, Agrodrone y ASAJA Nacional. Además, Life Resilience cuenta con la participación de Nutriprado y SAHC-Sociedad Agrícola de Herdade do Charqueirao, S.A. en Portugal; y las entidades italianas Gruppo Salov y el Istituto per la Valorizzazione del Legno e delle Specie Arboree (IVALSA), perteneciente al Consiglio Nazionale Delle Ricerche de Italia.

Teresa Carrillo, directora del proyecto ha destacado en su presentación la importancia de desarrollar nuevas variedades que permitan crear olivos y almendros más tolerantes a la Xylella fastidiosa y de esta manera, evitar la propagación de la bacteria y sus consecuencias.

Asimismo, Life Resilience ha estado presente con un stand durante toda la feria explicando a los visitantes el proyecto e invitándoles a participar en la difusión de todas las actividades que se desarrollen en el futuro.

El proyecto pretende demostrar que con mejores prácticas sostenibles y tecnologías se puede reducir el consumo de agua y la huella de carbono, aumentar la biodiversidad y la resistencia a las plagas de patógenos sin comprometer el rendimiento; partiendo de un control biológico de los vectores en el entorno de las plantaciones. Todos los procesos que se llevarán a cabo durante el proyecto van orientados a aumentar la resiliencia del sistema, la calidad y la sostenibilidad ambiental.

De esta manera se buscará un modelo replicable de mejores prácticas para el olivo y almendro, así como otros cultivos leñosos, cítricos y vid en Europa, aumentando su capacidad de adaptación al cambio climático y futuras epidemias.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *