Miguel Arias Cañete confía que el nuevo acuerdo de pesca UE-Marruecos pueda cerrarse en enero

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha señalado hoy jueves que el nuevo acuerdo de pesca de la Unión Europea con Marruecos se encuentra en una buena situación, ya que el Gobierno marroquí tiene una muy buena disposición negociadora. “Esperemos que en este mes de enero se puedan cerrar los aspectos técnicos y económicos”, ha señalado.

 

A este respecto, el ministro espera que luego el Parlamento Europeo no bloquee el acuerdo por razones políticas. Arias Cañete ha subrayado la urgencia de este nuevo acuerdo, ya que “el límite máximo de las ayudas para compensar la paralización de la flota es de un año y no se pueden prorrogar”. En cualquier caso, el ministro ha recalcado que, más que ayudas, lo que quiere la flota es volver a faenar.

Así lo ha manifestado durante una entrevista en el programa “El día menos pensado”, de Radio Nacional de España, donde ha recordado que la Comisión Europea negoció un mal acuerdo de pesca con Mauritania, con escasas posibilidades de pesca para la flota española. No obstante, el ministro ha señalado que, en estos momentos, “el Parlamento Europeo puede rechazar el acuerdo y, por lo tanto, puede ser renegociado”.

2012, UN BUEN AÑO, EXCEPTO PARA EL SECTOR LÁCTEO

En la entrevista, Arias Cañete ha destacado que 2012, a pesar de los adversos factores climáticos, no ha sido un año malo desde el punto de vista agronómico. “Salvo el sector lácteo, el resto de sectores han tenido una trayectoria normal, y en la vertiente de las exportaciones el sector agrario y la industria agroalimentaria española tienen tasas de crecimiento acumulativas de entorno al diez por ciento”, ha señalado.

En relación con la leche, Arias Cañete ha expresado la preocupación del Gobierno por la situación de este sector, que ha realizado un importante esfuerzo para modernizar sus explotaciones, “”y ahora que se ha hecho esa inversión potente, no puede trasladar sus costes de producción, porque la leche se ha convertido en uno de los productos que se utiliza como producto reclamo y tiene un precio final muy bajo”.

Arias Cañete ha lamentado que esta situación esté provocando el cierre de explotaciones y la ruina de muchas familias. Por eso, “el Gobierno está trabajando para trasladar a la industria láctea y a la gran distribución la necesidad de un gran acuerdo nacional para conseguir un comercio lácteo responsable y poder mantener el potencial productivo español”.

En el tema de los derechos de plantación del viñedo, el ministro ha señalado que es mejor que los productores actuales tengan precios muy altos que empezar a producir mucho más y que se hundan los precios de todos. En este sentido, Arias Cañete ha apuntado que se trata de buscar un equilibrio, “donde el Gobierno, junto con las Comunidades Autónomas, tiene que jugar un papel fundamental”.

También ha asegurado que la calidad de los aceites españoles ha mejorado espectacularmente y que se está empezando a exportar a mejor precio, debido, en gran medida, a que el sector se está estructurando adecuadamente. Sin embargo, Arias Cañete ha indicado que este sector está teniendo problemas en el mercado interior porque el aceite también se utiliza como un producto reclamo.

LA NEFASTA GESTIÓN SOCIALISTA DEL AGUA

Por otra parte, Arias Cañete ha asegurado que “una de las políticas socialistas más nefastas ha sido la del agua”. Según el ministro, el problema ha sido que en España se han dejado sin hacer las depuradoras y que las desaladoras están sin terminar, a pesar de las importantes cantidades invertidas. También ha lamentado que los planes hidrológicos de los grandes ríos no estuvieran terminados en su momento. Ahora, “cuando terminemos de ordenar todos los ríos, tendremos que hacer un plan hidrológico nacional y ver qué interconexión de cuencas podemos hacer”, ha asegurado.

Asimismo, el ministro se ha referido a la “enorme conflictividad” que existía en la costa española cuando llegó al Gobierno, donde “si no se hacían las cosas razonablemente en un plazo muy breve, habría que tirar cerca de 30.000 viviendas y cerrar 2.000 o 3.000 industrias”. Según Arias Cañete, se había creado una gran inseguridad jurídica en todo el litoral y una imagen de España en el exterior “nefasta”. Arias Cañete espera que la ley de costas pueda entrar en vigor en el mes de mayo, y mientras “terminaremos de hacer el deslinde de la costa de acuerdo con reglas objetivas”.

Por último, el ministro ha apuntado que su Departamento trabaja en estos momentos en una estrategia para maximizar la eficacia de la cadena alimentaria, y evitar el desperdicio de alimentos que todavía pueden ser consumidos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *