Regeneración del suelo y aprovechamiento del agua en las explotaciones agrarias

En el Altiplano granadino, norte de Almería y Región de Murcia trabaja una asociación denominada Alvelal, un colectivo que prioriza la sostenibilidad en sus actividades pensando en las generaciones venideras, que aúna a agricultores, ganaderos, ciudadanos, empresarios de varios sectores, comerciantes, investigadores de universidades y otras instituciones que tienen como principal tarea mejorar las condiciones socioeconómicas, medioambientales y culturales, para hacer frente a las amenazas actuales como el despoblamiento, la desertificación y la falta de oportunidades. En definitiva, su piedra angular es la de construir un futuro más próspero para su tierra.

​Su objetivo, como Alvelal define, es “la restauración del paisaje creando casos de negocio que aportan un valor añadido a los productos locales y generan empleo sostenible”. Así, apuesta por un cambio positivo, en cohesionar territorios con raíces históricas y culturales comunes, uniendo  comarcas de estas tres provincias, conectando a través de sus inquietudes y procurando el desarrollo de su entorno.

Uno de los proyectos ‘Retorno del capital natural’ que tiene en marcha esta asociación, y que cuenta con la financiación y apoyo de la Fundación Commonland, tiene mucho que ver con el agua, y también está ligado al suelo. En esta zona de España llueve poco y por tanto el agua no es un recurso que sobra. Pero, cuando llueve, normalmente lo hace de forma torrencial generando erosiones en los terrenos, agrediendo así explotaciones agrarias y paisaje. Para contrarrestar esta situación y al mismo tiempo tratar de obtener el máximo provecho del agua de lluvia, la asociación impulsa la agricultura regenerativa para la restauración del suelo y paisaje de forma sostenible con la mirada puesta en el negocio que pueda reportar un crecimiento económico en el área de actuación.

Miguel Ángel Gómez, socio fundador de Alvelal, técnico asesor en la asociación y además investigador de la Universidad de Almería, explica que para tratar de regenerar el suelo y aprovechar el agua, plantean una serie de prácticas encaminadas a reducir la erosión, mejorar las infiltraciones de agua en el terreno y aumentar la captación de recursos hídricos.

Para minimizar la erosión los agricultores que se han sumado al proyecto están realizando en sus fincas, la mayor parte de ellas dedicadas al cultivo del almendro (predominante en esta zona), ‘abonados verdes’ que, como explica Gómez, “se trata de implementar cubiertas verdes con la siembra de leguminosas o gramíneas en las explotaciones para que, la mayor parte del año, la finca cuente con una cubierta vegetal que contrarresta la erosión del terreno”. Asimismo, “también son positivas para la infiltración del agua”. Asimismo, aconsejan la utilización de materias orgánicas.

Precisamente la mejora de las infiltraciones también es muy cuidadas por parte de los productores asociados a Alvelal. Para ello llevan a cabo diferentes técnicas. Una de ellas es la construcción de balsas naturales que aguanten el agua de lluvia. Además, estas balsas frenan la aparición de correntías, y por tanto evitan la erosión del territorio. Otra de las prácticas que proponen en Alvelal es la plantación siguiendo las curvas de nivel de la explotación agraria.

Para la captación de agua, la técnica más utilizada en este proyecto es la realización de zanjas, que a su vez cumple con los tres propósitos del proyecto.

Hace ya tres años que se comenzó a trabajar en esta línea, recuerda Miguel Ángel Gómez. Ya se nota en aquellos espacios que se ha implementado una reducción de la erosión y el mayor aprovechamiento del agua. “estamos haciendo ensayos de fertilidad del suelo y vemos que con la puesta en marcha de estas técnicas no se empobrece”.

La participación en este proyecto está financiada, “por la fundación holandesa que nos apoya, que comparte nuestra filosofía y  preocupación por el entorno y el futuro del mismo”, asegura el asesor técnico de Alvelal.

La asociación contempla su función formativa en todos estos aspectos. Así, promueve la formación entre sus asociados desarrollando actividades didácticas y preparando a sus impulsores.

Gestión sostenible del agua

En Alvelal trabajan de forma paralela en nuevas iniciativas. Una de ellas, que estudian poner en marcha en un futuro, tiene que ver con el riego de apoyo. “Hablamos de no malgastar el agua, de utilizar la justa y necesaria para salvaguardar los niveles de los acuíferos, y por tanto el futuro de los recursos hídricos”, explica Miguel Ángel Gómez. A través del Riego Deficitario Controlado (RDC) la asociación plantea que, en aquellas explotaciones que cuentan con disponibilidad de agua para sus cultivos, que se limite su utilización al volumen justo y necesario para obtener la máxima productividad. Y es que, como explica Gómez, “la utilización de más agua no conlleva un incremento de la producción. Por tanto, estamos ahorrando recursos limitando las dotaciones”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *