Las últimas lluvias no arreglan el mal inicio de campaña para el sector apícola

Las lluvias de los últimos días han sido muy bien recibidas por los agricultores y ganaderos. Pero esas precipitaciones siguen siendo insuficientes, ya que, además de poco abundantes, han sido muy irregulares, y en algunas comarcas de Andalucía apenas se han recogido 10 litros.

Coag Andalucía recuerda que la campaña comenzó con un otoño con lluvia, lo que en principio ofrecía buenas expectativas. Sin embargo a este esperanzador otoño le siguió un invierno muy seco y con temperaturas suaves, lo que ocasionó que las colonias tardaran en entrar en invernada y, consecuentemente, gastaran más reservas sin posibilidad de reponer.

Ha sido en el final del invierno y en el principio de la primavera cuando han bajado las temperaturas, lo que, unido al déficit de precipitaciones y al fuerte viento de levante ha provocado el adelanto y acortamiento de las floraciones, hasta el punto de que en algunas zonas de Andalucía se han perdido las de inicio de primavera.

El responsable del sector apícola de Coag Andalucía, Antonio Vázquez, ha resaltado que “la campaña de polen, que se ha adelantado más de quince días, está siendo especialmente negativa, muy escasa y pobre en su variedad”.

Como consecuencia de todo esto, los apicultores han tenido dificultades para reponer sus bajas y realizar la campaña de enjambrazón. El adelanto de las floraciones de primavera y de la campaña de polen les ha obligado a acudir a ellas con las colonias todavía sin desarrollar, y con unas perspectivas productivas más bajas de lo que cabía esperar.

Ante esta situación, Coag recuerda que sólo queda asumir las pérdidas de la campaña de primavera y esperar que próximamente se compense el déficit hídrico que sufre la mayor parte del territorio andaluz, para evitar que se repita una campaña productiva nefasta.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *