Javier García: «Para el éxito del nuevo cultivo es crucial un plan previo de higiene y desinfección»

Royal Brinkman es una de las empresas referentes en servicios para la agricultura. Su técnico especialista en desinfección e higiene, Javier García, profundiza en la importancia que tiene la limpieza de la explotación una vez finalizado el ciclo de cultivo.

–¿Hasta qué punto es importante que los agricultores desinfecten el invernadero una vez finalizado el ciclo de cultivo?

–Una de las principales preocupaciones que nos encontramos hoy en día son los problemas de origen biótico que afectan a los cultivos. En este punto, llevar a cabo una buena estrategia de higiene y un plan de desinfección es de gran importancia para asegurar que las nuevas plantas jóvenes no se vean dañadas tras el contagio de cualquier enfermedad. Cuando bacterias, hongos o virus entran en contacto con el cultivo pueden causar serios problemas y muchos de estos patógenos tienen gran persistencia en el medio, por lo que pueden quedar presentes al terminar el cultivo en superficies, materiales y sistemas de riego. Cuando el invernadero está vacío es el único momento que se puede realizar una desinfección completa. Empezar un nuevo ciclo de cultivo sobre un área libre de patógenos supone un gran primer paso, permitiendo comenzar con un cultivo sano y evitando problemas fitosanitarios.

–¿Qué pasos deben seguir los profesionales del campo para lograr una correcta desinfección?

–Todo depende del cultivo y el sistema con el que se trabaje. Si hablamos de llevar a cabo una desinfección durante el cambio de cultivo, a modo de resumen, podemos decir que lo primero que hay que hacer es retirar cualquier resto de cultivo y limpiar lo mejor posible todas las superficies, para eliminar cualquier residuo orgánico antes de poder proceder a la desinfección en sí. Los restos de cultivo y residuos orgánicos sirven de alimento y reservorio para patógenos. Una vez hecho esto podemos proceder a realizar la desinfección de las superficies, Menno Clean es un desinfectante muy eficaz con un amplio espectro de actuación contra bacteria, hongos (incluso sus esporas latentes), virus y viroides, teniendo una rápida actuación, sin ser corrosivo y respetuoso con el medio ambiente. Además es importante llevar a cabo una buena limpieza del sistema de riego de manera adecuada para eliminar el biofilm, siendo Huwa-San (registrado en el CAAE) un producto muy eficaz para eliminarlo. Mantener el sistema de riego limpio y sin biofilm siempre es mejor llevarlo a cabo durante todo el cultivo, así evitaremos el crecimiento de patógenos en el mismo, problemas de obstrucciones de goteros o aspersores, teniendo unos mejores niveles de oxígeno en el agua aportada a las plantas.

–¿En qué aspectos deben poner extremo cuidado?

–Es importante no sólo limitarse a llevar a cabo una desinfección durante el cambio de cultivo, es necesario que los agricultores sigan un protocolo de higiene establecido según el cultivo y tomen medidas durante todo el ciclo. Cuando el invernadero está limpio con la entrada del nuevo material vegetal, es muy importante evitar que las enfermedades  y plagas indeseadas entren o se diseminen a través de personas, máquinas y herramientas. La desinfección de manos, calzados, ruedas de carretillas, cuchillos y tijeras entre otros, se convierten en factores muy importantes.

–¿Hay prácticas en cuanto a la higiene en la explotación que se cuidan poco en la provincia?

–Cada día vemos como los productores son más conscientes de la importancia de este aspecto pero que tienen mucho por mejorar; de llevar a cabo un adecuado cambio de cultivo y tomar medidas durante todo el año. La limpieza y la desinfección son dos conceptos distintos, pero para una higiene adecuada no se pueden ver por separado. Es importante prestar mayor atención a la limpieza del sistema de riego, así como al agua, para poder evitar problemas por esa vía.

–Royal Brinkman cuenta con un catálogo completo de productos para desinfección e higiene. ¿Qué los hace diferentes de otros?

–Disponemos de una amplia gama de productos para poder elegir la mejor alternativa en función de las necesidades que cada situación presenta, con la mayor eficacia contra patógenos vegetales. Cuando hablamos de desinfección tenemos que tener muy en cuenta que la eficacia de cualquier producto está ligada a su tiempo de exposición, concentración y su capacidad de mantenerse activo para eliminar el patógeno. Disponemos de productos para la limpieza, eliminación de algas, desinfección de superficies, del agua y las manos. Además de todos los medios de aplicación para estos productos, como las alfombras de desinfección para el paso de personas y de maquinaria, pistolas de aplicación por espuma, esclusas de higiene, entre otros. Nuestros técnicos y especialistas pueden dar el asesoramiento a medida según sea el caso.

–¿Ofrece la empresa un servicio integral? ¿En qué consiste?

–Por supuesto, en Royal Brinkman no nos limitamos simplemente a la distribución de los productos, también ofrecemos un asesoramiento completo a nuestros clientes. Desde la elección de los productos a aplicar hasta cómo hacerlo, ayudando en la elaboración e implementación de sus propios protocolos de higiene en las instalaciones.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *