UPA denuncia una caída del precio y una subida del coste del tomate

La Rambla de la capital volvió a ser el escenario elegido ayer por la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Almería para improvisar un ‘mercado gratuito’ de frutas y hortalizas y entregar varios miles de kilogramos de productos, principalmente tomate, entre los ciudadanos que se acercaron a conocer los motivos que les llevó a tal acción. Fue un modo de protesta, cargada de reivindicaciones, en la que la organización agraria expresó su malestar ante la situación que viven los productores de tomate durante la presente campaña. Y es que, los argumentos que expusieron se ciñen, básicamente, a una caída del valor medio de esta fruta, que llega acompañado por el incremento en los costes de producción derivados de un sobre coste que asumen en el agua que utilizan este año para cultivar sus plantaciones de tomate.

Para explicar que la situación ha cambiado de un año a otro para estos agricultores, Francisca Iglesias, secretaria provincia de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Almería, aclaró que en la presente campaña los productores de tomate, de la zona de la Vega de Almería, Alquián y Níjar, la principal zona tomatera, están afrontando unos costes de producción más elevados, principalmente por la subida del precio del agua en esta área almeriense, la que se encuentra bajo la influencia de Comunidad General de Usuarios de Aguas Depuradas de Almería (CGUAL) al tener que usar agua desalada. «El precio del agua ha subido para estos productores de 0,40 euros por metro cúbico a un euro en las zonas altas y a 0,80 euros en las zonas más bajas, las más cercanas a la desaladora de Almería», apuntó Iglesias.

Así, aunque el valor del tomate está siendo parecido al de la campaña anterior, «justo en este momento», a rentabilidad de los productores «está siendo menor debido a ese coste adicional que están teniendo que asumir este año», apostilló Iglesias. Para la dirigente agraria, «el año pasado los agricultores, con estos precios ya estaban registrando pérdidas, y este año las incrementan un 30%, aproximadamente».
La organización agraria, según expresó Francisca Iglesias, no entiende que el precio del tomate, que aunque ahora marque valores similares a los de la campaña pasada en este mismo periodo, la cotización en general, «esté siendo peor» y eso «está afectando a la campaña de tomate».

Francisca Iglesias puso de manifiesto que una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Unión Europea genera esperanza en los agricultores, ya que establece que las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas pueden marcar precios mínimos a las hortalizas que comercializan. Por otro lado, aludió la secretaria general de UPA a la última normativa de la PAC aprobada que «dice que las interprofesionales, mediante extensión de norma, podrán establecer precios mínimos».

Desde UPA «siempre hemos luchado para que sean las interprofesionales las que actúen en tema de precios, ya que no todas las empresas de Almería son Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas. Pero necesitamos agilidad para que se ponga en marcha».

El hecho de que se aumenten los costes de producción en los invernaderos y los precios a los que venden los productos los agricultores se mantenga, o en el peor de los casos, descienda, «ponen en jaque al sistema de explotaciones familiares, que es el que predomina en la provincia y el que defendemos desde UPA», manifestó la secretaria general de esta organización agraria almeriense.

En referencia a ese coste adicional que están asumiendo los productores, la dirigente agraria atisba algo de esperanza en las últimas iniciativas planteadas en el ámbito político nacional. «Es alentadora la iniciativa en el Pacto del Agua del PSOE que parece que apoyará el PP, sobre la reducción del coste de agua desalada hasta los 0,30 euros por metro cúbico salido de la desaladora. El agua podría llegar a 0,45 euros a la explotación, que «sería muy aceptable en esta provincia donde existe escasez de este recurso».

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *