ASAJA explicará a los representantes políticos almerienses la situación fiscal de la agricultura

Durante la última reunión de la Junta Directiva ASAJA-Almería celebrada la tarde de ayer se debatieron dos cuestiones que estos días preocupan a los agricultores de frutas y hortalizas; para empezar los agricultores pertenecientes a la Junta Directiva provincial han expresado su malestar ante la negativa del Ministerio de Hacienda de incluir al sector hortícola en la rebaja fiscal correspondiente al ejercicio de 2012 por este motivo se ha acordado mantener reuniones con diputados y senadores almerienses para explicarles la situación fiscal en la que está el sector hortícola y cuál es el margen que le queda al productor, y a su vez solicitarles que promuevan un cambio en la fiscalidad de este sector para adecuarlo a la realidad. “Los agricultores de frutas y hortalizas se encuentran en una situación de congelación de sus ingresos debido a que los precios a los que cotizan de media las hortalizas no compensan los incrementos experimentados por los costes de producción y a los que hay que añadir el alto coste financiero que tienen el 90% de las explotaciones almerienses”, apunta el Presidente de ASAJA-Almería, Francisco Vargas.

 

Cabe recordar que esta organización señalaba en su informe de la campaña hortícola pasada que de media las explotaciones habían obtenido un “beneficio” de 2.500 euros/ha, por lo cual el índice de rendimiento neto al que debería estar sujeta esta actividad debería ser del 10%, no del 26% como está en estos momentos. No se puede olvidar tampoco cuando se habla de la situación del sector del problema de los elevados costes de producción, que en el inicio de la campaña actual según los cálculos de ASAJA se habían incrementado de media unos 5.000 euros/ha.

Higiene Rural

Otro de los temas que se abordaron en esta reunión fue la preocupación por la escasez de empresas dedicadas a recoger y reciclar los restos que se producen en las explotaciones agrarias de la provincia. Esta situación de escasa oferta provoca que cuando alguna de las plantas en funcionamiento está saturada se genere alerta entre los agricultores. Es lo que ha ocurrido estos días con la planta de Cespa ubicada en La Mojonera, que ha alcanzado su máxima capacidad de acopio y ha cerrado sus puertas por una cuestión de seguridad, limitando la entrada de camiones y restringiendo la entrada de material con rafia. ASAJA-Almería tras tener conocimiento de esta situación ha contactado con los responsables, quienes han confirmado que se encuentran trabajando con la máxima celeridad para atender las peticiones y que la limitación de la recepción de producto se debe a una cuestión de seguridad, para evitar que las pilas no superen los 3 metros y se puedan generar situaciones indeseadas por todos. Por este motivo, tal y como han confirmado a ASAJA, esperan poder abrir la semana que viene para todos los restos vegetales (con o sin rafia), si bien no se descarta que se tenga que limitar la entrada nuevamente.

Debido a esta situación, la Junta Directiva de ASAJA ha acordado enviar una carta a los Ayuntamientos de las principales zonas de producción agrícola y a la Diputación Provincial para solicitarles que desde las Administraciones se facilite y promueva la puesta en funcionamiento de aquellas empresas que se dediquen a valorizar y trabajar con los restos vegetales. Además, el técnico de ASAJA, Ángel López, ha informado a los agricultores presentes de la posibilidad de realizar autogestión de los restos en la propia finca, para lo que se requiere una autorización de la Administración competente y recordándoles que esta gestión puede realizarse a través de las oficinas de la organización.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *