Isabel García Tejerina defiende “una PAC que fortalezca al sector productor y sirva para vertebrar el sistema agroalimentario español”

La Secretaria General de Agricultura y Alimentación, Isabel García Tejerina, ha destacado hoy como objetivo en el proceso de reforma de la Política Agraria Común “la defensa de una PAC que fortalezca nuestro sector productor y sirva para vertebrar el sistema agroalimentario español”. Para ello ha asegurado que “desde el Ministerio se trabaja para conseguir grandes avances y las mejores condiciones posibles en la negociación”.

 

Así lo ha planteado en su intervención en la jornada sobre “La Hortofruticultura en la PAC 2014 – 2020”, que se ha celebrado hoy en Murcia, donde ha explicado algunas de las prioridades españolas sobre la reforma, consensuadas con las Comunidades Autónomas. Una de las básicas ha sido la referente al debate presupuestario recordando que “la PAC, después de 50 años continúa siendo la segunda partida más importante del gasto comunitario”.

A este respecto García Tejerina ha señalado que “España está solicitando que se respete la actual dotación presupuestaria en la propuesta inicial de la Comisión”, para cuya defensa se quiere hacer un frente común y continuar trabajando con otros Estados miembros para defender el presupuesto de la PAC para los próximos años, dado que “el resultado de la negociación de las condiciones financieras y las disponibilidades presupuestaria para el próximo periodo es fundamental para poder cerrar la reforma”.

PAGO BÁSICO

La Secretaria General ha abordado también la limitación de superficies que pueden entrar en el sistema de Pago Básico. Ha recordado que el Reglamento especifica claramente cuales son los beneficiarios que podrán solicitar derechos en 2014, de acuerdo con un periodo de referencia anterior, “pero no ha establecido ninguna referencia ni limitación al número de hectáreas por las que se podrán solicitar los derechos”. Por ello ha explicado que la propuesta española “se basa en limitar el número de hectáreas admisibles mediante el establecimiento de un periodo de referencia anterior”.

En relación con la convergencia interna individualizada, García Tejerina ha señalado que España se ha alineado con otros países para defender un método de convergencia, que consistiría en aproximar los importes individuales del Pago Básico a un valor medio de referencia, de manera similar al mecanismo empleado por la Comisión para la convergencia entre Estados miembros.

“Creemos que este modelo de convergencia interna es el que conviene aplicar en España, por la diversidad de su agricultura y porque supone una transición menos abrupta con el modelo de Pago Único histórico que se aplica en la actualidad”, ha añadido la Secretaria General.

Otro de los aspectos abordados durante su intervención ha sido el replanteamiento de las prácticas agrícolas beneficiosas para el clima y el medio ambiente o “greeening”. A este respecto, García Tejerina ha defendido el principio de sostenibilidad ambiental de las explotaciones agrarias, subrayando que “la configuración de ese componente debe cumplir unas condiciones co que las prácticas que se establezcan sean sencillas, que se adapten a la diversidad productiva comunitaria, que no afecten a la viabilidad e económica de las explotaciones y que impliquen mayores cargas administrativas a los Estados miembros “.

También en relación con el “greening” en los cultivos permanentes, la Secretaria General ha explicado que “España entiende que solo con mantener las plantaciones permanentes ya se producen beneficios en la captación de CO2, en la protección del suelo contra la erosión, en el paisaje y en otros aspectos que justificarían que las superficies de cultivos permanentes cumplieran las condiciones del Greening “ipso facto”, sin medidas complementarias”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *