Los tractores toman la calle: las organizaciones agrarias claman por la supervivencia del mundo rural

Cooperativas Agroalimentarias de Granada, ASAJA, UPA y COAG han reunido a 500 personas y 100 tractores en una protesta que ha atravesado Granada para reclamar a la Junta de Andalucía, el Gobierno de España y la Unión Europea respuestas y medidas concretas que garanticen la viabilidad de las explotaciones agrarias y ganaderas.

La marcha se ha desarrollado con normalidad y sin incidentes, y ha predominado un ambiente reivindicativo desde primera hora de la mañana. La salida estaba fijada en la calle Joaquina Eguaras y ha continuado por Tete Montiliú, Juan Pablo II, Avenida de Madrid, Doctor Oloriz, Constitución, Gran Vía, Acera del Darro, Violón y explanada del Palacio de Congresos.

La manifestación ha estado encabezada por una pancarta con el lema “LOS IMPRESCINDIBLES: AGRICULTORES Y GANADEROS”, que una vez más pretendía destacar la importancia del mundo rural para el mantenimiento de la seguridad y la soberanía alimentaria en Europa, así como la economía de los pueblos y la sostenibilidad medioambiental.

Han liderado la protesta los representantes de las organizaciones convocantes: el presidente de Cooperativas Agroalimentarias de Granada, Fulgencio Torres, el secretario general de ASAJA, Manuel de Pino, el secretario general de UPA, Nicolás Chica, y el secretario provincial de COAG Granada, Miguel Monferrer, a los que han acompañado presidentes de cooperativas y empresas, agricultores y agricultoras, profesionales del campo, familiares y ciudadanos que comparten la preocupación del sector.

En la Gran Vía, la marcha se ha detenido en dos ocasiones a la altura de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía y de la Subdelegación del Gobierno de España. Tanto el delegado del Ejecutivo Regional, Antonio Granados, como el subdelegado del Gobierno, José Antonio Montilla, han recibido el documento con las demandas concretas de los agricultores.

Tal y como han explicado los convocantes, algunas de las medidas puestas encima de la mesa en las negociaciones con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), en cuanto a determinadas flexibilidades en prácticas agrarias y medioambientales de la Política Agraria Común (PAC) como la rotación de cultivos o barbechos o bien el aplazamiento de la entrada en vigor del Cuaderno Digital de Explotación hasta 2026, se consideran insuficientes y ni siquiera se pueden todavía aplicar cuando ya ha pasado más de la mitad del plazo de tramitación de la Solicitud Única.

Sobrecostes de producción

Además, han apuntado, las medidas que afectan a otros ministerios como Hacienda y Trabajo para paliar los sobrecostes de producción o inyectar liquidez al sector ni siquiera se han contemplado. Y en lo que depende de las instituciones europeas, la UE promete la simplificación burocrática, pero continúa sacando adelante normativas implacables como la Ley de la Restauración de la Naturaleza o la Ley de Emisiones Industriales que no hacen otra cosa que hundir al sector con más cargas.

Igualmente, han subrayado que no se ha avanzado nada en cuanto a la modificación de los acuerdos comerciales con países extracomunitarios incluyendo las “clausulas espejo” para garantizar la preferencia comunitaria y la reciprocidad con las importaciones de países terceros, demanda fundamental para frenar los abusos comerciales y los bajos precios.

Al finalizar el recorrido, en la explanada del Palacio de Congresos, los agricultores han repartido 5.000 kilos de producto a los ciudadanos para poner de manifiesto la importancia de la actividad agrícola y subrayar la escasa rentabilidad que se obtiene en las actuales condiciones.

 

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.