El aceite de oliva: la cooperación entre expertos para el avance del sector

Tras una semana de debates y mesas de trabajo sobre el aceite de oliva, llegaba el turno de la reunión de expertos sobre el sector olivarero definitiva. Con representantes de las anteriores reuniones, en las que se habló sobre temas como la concentración de la oferta, la ley de la cadena alimentaria y los mercados internacionales del aceite, era el momento de centrar la mirada en el futuro a través de la cooperación entre los máximos representantes del sector para conseguir un avance y solventar los principales problemas con los que tendrán que lidiar a corto y medio plazo. Todo ello a través de una webinar, en formato telemático, organizada en conjunto por IDEAL y Bankia y moderada por David Baños.

La bienvenida del evento corrió a cargo de Diego Vargas, Director General de IDEAL, que mostró su agradecimiento a los 21 ponentes que aportaron su ayuda en todas las mesas de trabajo celebradas durante la última semana. “Uno de los principales retos de IDEAL pasa por potenciar ciertos sectores de nuestra sociedad, como el de la agricultura”, aseguró Vargas. Tras él, Gregorio Nieto, Director Agro de Andalucía de Bankia, aseguró que “Bankia está muy cerca del sector olivarero” y mostró sus mejores deseos para la agricultura de cara al futuro. Hechas las presentaciones, llegaba el momento de repasar las conclusiones de las tres mesas de trabajo celebradas hasta el momento. Para ello, se contó con la participación de Antonio Luque, Presidente de DCOOP; Antonio Gallego, Presidente de ASOLIVA; José Gilabert, Presidente de Puertas Las Villas; Luis Torres Morente, Director General de Aceites Maeva; y Manuel Alfonso Torres,  Director Agro Industrial olivícola de SOVENA.

Concentración y calidad

Como representantes de la mesa de trabajo de ‘Concentración, volumen y calidad del aceite de oliva’ acudieron Antonio Luque y Antonio Gallego para ofrecer las conclusiones a las que llegaron junto a Santiago Ramiro, Presidente de Infacoop; Francisco García, Presidente de APEVA; Tomás Guillén, Gerente del Valle de Ricote; Cristóbal Gallego, Presidente de Jaencoop; y Joaquín López, Gerente de ANEO. Luque señaló que su grupo de trabajo encontró un punto de acuerdo fundamental en que el sector necesita “un aumento del consumo”, para lo que es clave “la promoción”. “Tenemos que conseguir una concentración de la oferta para ser más fuertes, buscar la eficiencia de todos los eslabones de la cadena y trabajar de forma coordinada y unida”, aseveró Luque.

Por su parte, Gallego señaló como objetivo fundamental “conseguir precios aceptables”. “La vía para conseguir mejores precios y aumentar el consumo no es otra que la promoción”, un aspecto que Gallego quiso complementar con un ejemplo sobre las inversiones del sector: “el último año hemos gastado 30 millones de euros en almacenar excedentes, mientras que un anuncio de la Super Bowl a penas cuesta 4 millones, debemos invertir más en dar a conocer nuestro producto”. De manera complementaria, Luque agregó que para lograr un buen precio “no existen milagros”, sino que deben hacer bien “muchas pequeñas cosas” para ser más eficientes.

La ley de la cadena

Tras la intervención de los dos primeros ponentes, llegaba el turno para centrar la mirada en la mesa de trabajo de ‘Contratos y nueva Ley de la Cadena Alimentaria’, que contó con José Gilabert como representante. Gilabert ofreció las conclusiones a las que llegó junto a Primitivo Fernández, Director General de ANIERAC; Juan Vilar, consultor internacional; Gustavo Ródenas, Presidente de la D. O. Montes de Granada; Juan Gadeo, Presidente de Interoleo; y José Luis Palma, abogado especialista en contratos y Ley de Cadena Alimentaria. “Si hay una ley de la cadena es porque el mercado no funciona”, comenzó Gilabert, que añadió que “se aprobó un decreto en febrero con cierta prisa y realmente la conclusión es que faltan muchas cosas por concretar”.

La ley de la cadena es, según gran parte del sector del olivar, uno de los principales problemas a los que tienen que hacer frente. “Es una normativa que no está funcionando, papel mojado, aunque es cierto que desde el propio sector tampoco se está apostando por ella”, confesó Gilabert, que advirtió de que existe “cierta dejadez” al respecto. Otra de las conclusiones de la segunda mesa de trabajo organizada por IDEAL y Bankia reside en el aspecto económico: “un mercado en el que no gana dinero prácticamente nadie tiene poco futuro, de poco sirve entrar en nuevos mercados si eso supone la ruina del 90% de los agricultores”, comentó al respecto Gilabert.

La expansión internacional

Llegó el turno de la última mesa de trabajo, a la que en representación de Rafael Alonso, Director Comercial de Ventas del Desierto; José Antonio Pérez, Gerente de Aceites Echinac; Luis Vaño, Key Account Manager de Castillo Canena; Álvaro Olivarría, Gerente de Oleoestepa; y Esteban Momblán, Gerente de Interóleo; acudieron Luis Torres y Manuel Alfonso Torres. Para el primero de ellos, el sector está “muy atomizado en todos los aspectos” y al principal obstáculo al que se enfrenta es “al desconocimiento del producto”, aunque también señaló otros como las políticas arancelarias, el coronavirus o que la ley de la cadena no se articule bien.

Manuel Alfonso, por su parte, incidió en la promoción, aspecto en el que deben comprobar “si se está invirtiendo lo suficiente en ella”. “La bajada de producción de países como Italia, Grecia y Portugal nos debe hacer mandar más que nunca en el mercado”, añadió Manuel, que señaló que España debe mandar más en el COI para “no estar en manos de terceros”. En cuanto a las exportaciones a Estados Unidos y sus aranceles, ambos expertos mostraron cierto optimismo ante la  llegada de Biden a la presidencia con el deseo de que puedan cambiar las cosas.

¿Sabe el sector lo que tiene?

Para finalizar el evento y a modo de conclusión para el futuro, el moderador David Baños preguntó a los expertos sobre si el sector es consciente del producto que tiene. “Sí que sabemos lo que tenemos pero no hemos sabido venderlo bien, nos queda mucho trabajo por hacer”, contestó Luque. Gallego se mostró en esa misma línea de opinión al agregar que “vendemos muy mal y dejamos que otros decidan por nosotros”. Manuel Alfonso apeló a que, pese a que saben el gran producto que tienen, “lo difícil es venderlo”. “La ley de la cadena es un fracaso del libre mercado, haciendo las cosas de otra manera podríamos vender un producto diferenciado”, aseguró Gilabert. Mientras que Luis Torres ofreció una conclusión innegable: “el aceite de oliva es un producto inigualable en todo el mundo”

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *