El sector agroalimentario afronta el reto de convertir la crisis general en oportunidad

En los días previos a la declaración del estado de alarma, un empresario chino advirtió al economista José Carlos Díez: «Comprad mascarillas y gel hidroalcohólico porque se van a agotar y preparaos porque habrá desabastecimiento en los supermercados como en China». Acertó en lo primero pero, como recordaba ayer el profesor de Economía, falló estrepitosamente en la segunda previsión gracias a la fortaleza del campo y de la industria agroalimentaria española en esta crisis del coronavirus.

El sector ha hecho exhibición de su robustez y su potencia para dar de comer no solo España sino también a Europa mediante las exportaciones. Tras ganarse el reconocimiento de la sociedad por su comportamiento ejemplar en esta pandemia, el sector agroalimentario afronta ahora el reto de ser capaz de convertir la crisis económica general en una una oportunidad para salir reforzado.

Es la gran idea en la que coincidieron ayer tanto Díez como el resto del plantel expertos nacionales reunidos por IDEAL en el seminario web ‘Rediseñando el tejido empresarial agroalimentario’, patrocinado por Bankia. El foro digital se retransmitió en abierto a través de IDEAL y la página de Facebook de este periódico y dejó propuestas muy enriquecedoras en dos horas de interesante debate.

El salto a la digitalización, el avance en sostenibilidad y la mejora de los procesos productivos y de las marcas se postulan como grandes claves para que las empresas y los productores salgan fortalecidos de esta crisis.

El encargado de dar la bienvenida a los ponentes fue el director general de IDEAL, Diego Vargas, que recordó que el sector agroalimentario tiene numerosos retos por resolver como la necesidad de digitalización, el agua, la despoblación del medio rural, la grave crisis de precios o cómo afectará la pandemia del COVID-19 a la producción y a la demanda a futuro. Temas que se fueron poniendo sobre la mesa, uno por uno, durante el debate moderado por Monserrat Godoy, de la empresa MG Talent.

Un cambio de era

«Esta es una crisis dura, va a costar aceptarla y el sector agroalimentario debe asumir al igual que el resto un cambio radical, estamos ante un cambio de era», advertía el economista José Carlos Díez.

Para el profesor de Economía, los avances en el proceso de digitalización que se ha acelerado con esta crisis, en sostenibilidad, calidad alimentaria y en desarrollo empresarial de marketing y posicionamiento de marca son las claves que marcarán la diferencia para las empresas.

«Nos quejamos de que los márgenes de los productos agrícolas son muy estrechos, la única forma que tenemos de cambiarlo es saltar canales intermediarios, hay que tomar posición directamente», afirmó el economista. En este sentido apostó por desarrollar «la economía de los intangibles, la marca, la fidelización, del consumidor… ese es el gran reto».

Díez destacó que, a pesar de estar ligado en el imaginario colectivo como sector de la vieja economía, la fortaleza, innovación y capacidad de transformación de las empresas agroalimentarias son muy potentes. Ejemplo de ello es Vicky Foods, la antigua empresa familiar Dulcesol caracterizada por la innovación de sus productos alimentarios, con seis centros de producción en España desde los que suministran a 70.000 puntos de venta y una fuerte presencia internacional.

El ejemplo Vicky Foods

Su consejero delegado, Rafael Juan, otro de los ponentes del webinar organizado por IDEAL, destacaba ayer que la respuesta de la industria agroalimentaria española ha sido superior a la de otros países europeos.

Las ventas de su marca, por ejemplo, se han doblado en Francia durante la pandemia porque las empresas del país vecino no lograron el mismo nivel de cobertura. En Vicky Foods han conseguido proteger y garantizar la seguridad de sus trabajadores mientras se ha llegado a trabajar siete días a la semana para dar respuesta al incremento de la demanda. «Va a haber una crisis muy fuerte y el sector agroalimentario es ya una parte de la solución», afirmó convencido. «Hay que apoyar el sector con estabilidad legislativa y no destinar los fondos públicos a levantar otros sectores que no se van a poder levantar por mucho que se invierta», opinó.

«La agricultura española tiene un nivel de seguridad alimentaria y una trazabilidad muy importantes y esto se puede poner en valor y que sirva como palanca de crecimiento para la economía en los próximos años», concluyó.

Por su parte, Guillermo Gutiérrez, CEO de la empresa de soluciones digitales Oasis Ecosystem, enfocó su intervención a poner de manifiesto la necesidad de que las empresas innoven e inviertan en sistemas de calidad y creación de marca. «A un alemán o un francés no le importa de donde viene la fruta, le importa si el producto corresponde a esos valores de sostenibilidad, si el precio es competitivo y si la garantiza de trazabilidad elevada. Es fundamental que nos perciban como marcas de gran calidad», señaló.

En la misma línea, el director general de Efeagro, Pedro Damián Diego, subrayó que España «es un referente internacional» en cuanto a garantías y calidad alimentaria, «y esto es ha visto reforzado con la pandemia que estamos viviendo». El director de la agencia especializada en información agraria puso de manifiesto el diferente impacto de la crisis en función del tamaño de las empresas y de los productores y reivindicó apoyo público para que sobrevivan los más pequeños.

En cuanto al presidente nacional de ASAJA, Pedro Barato, puso el dedo en la llaga al recordar la grave crisis de precios que ya arrastraba el sector antes de la crisis del coronavirus así como la carencia de infraestructuras hidráulicas. «No se puede vender por debajo de los costes de producción, y ese es el nudo gordiano», zanjó.

Desde la torre Bankia en Madrid, intervino también en el webinar Antonio Ramón Rodríguez, director corporativo de pymes de la entidad que destacó la «confianza absoluta» en el sector agrario, «que innova y pelea por ser cada vez más competitivo». Rodríguez subrayó que la entidad se afana por escuchar a productores y empresas del sector.

La próxima cita para hacerlo llegará el próximo jueves en un nuevo seminario web dedicado al capital humano.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *