La Junta aprueba el Plan Integral de Inspección en materia de calidad ambiental

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha aprobado el Plan Integral de Inspección en materia de calidad ambiental de Andalucía que recoge el conjunto de objetivos y actuaciones a desarrollar desde 2020 a 2025 para garantizar una elevada protección del medio ambiente y la salud de las personas en la Comunidad Autónoma y el cumplimiento de la legislación vigente. Con esta planificación integral, la Junta cumple con su deber de elaborar planes de inspección y, a su vez, aplicar buenas prácticas en la planificación que permiten una mejor gestión de medios materiales, personales y técnicos.

Este documento, publicado hoy en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), unifica las diferentes planificaciones existentes hasta la fecha en materia de actividad inspectora sobre prevención y calidad ambiental que son competencia de esta Consejería, una diversidad derivada del desarrollo continuo de la legislación comunitaria, nacional y autonómica.

De esta forma, la Consejería de Desarrollo Sostenible avanza en el cumplimiento de los principios de eficiencia y simplificación que rigen su actividad en la presente legislatura y que permitirán sacar el mayor rendimiento a los activos de que dispone.

Los controles incluidos en el plan integral se refieren a instalaciones, actuaciones, actividades y entidades sometidas a autorizaciones, procedimientos ambientales, comunicaciones y otros requisitos exigidos por la normativa en materia de calidad ambiental que son competencia de la Administración regional.

Prevención y protección

Entre los objetivos marcados en esta planificación se encuentra también el establecimiento o fortalecimiento, según proceda, de mecanismos de coordinación, cooperación y colaboración con todas las partes intervinientes en el proceso de inspección, tanto administraciones públicas como empresas y ciudadanía. La función inspectora, además de configurarse como un instrumento de protección de la legalidad, tiene un importante carácter informativo y de asesoramiento a los profesionales que desarrollan las actividades económicas objeto de control.

Con este refuerzo, la Consejería persigue potenciar el enfoque preventivo de estas actuaciones a través del conocimiento y la concienciación de los profesionales del sector con el fin de que se anticipen a situaciones que podrían ser susceptibles de afectar negativamente al medio ambiente sin necesidad de ser objeto de un control por parte de la Administración.

Respecto a los beneficios que aporta la inspección ambiental a la ciudadanía, estas actuaciones contribuyen de forma fundamental a garantizar el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona. La verificación del correcto cumplimiento de los requisitos y deberes impuestos a las actividades que pueden representar riesgos para el medio ambiente es una tarea fundamental para prevenir posibles daños en el entorno natural, ya que, en caso de considerarse necesario, tras una inspección es posible proponer modificaciones encaminadas a asegurar la efectiva protección de los recursos naturales y la salud pública.

Redacción y articulación del plan

Para la elaboración del Plan Integral de Inspección en materia de calidad ambiental de Andalucía se ha tenido en cuenta el análisis ambiental de la comunidad autónoma, las directrices impulsadas desde la Unión Europea y el Gobierno central en materia de inspección, los principales retos ambientales de la región y las obligaciones fijadas en la normativa. Asimismo, se ha incorporado una visión global y mantenida en el tiempo de los controles, incidiendo en la mejora del sistema de inspección existente, que comprende todo el conjunto de medios personales y materiales dedicados a realizar con eficacia estas labores en la Comunidad Autónoma andaluza.

El plan incluye tres planificaciones de inspección relativas a instalaciones que cuentan con Autorización Ambiental Integrada (AAI), a traslados transfronterizos de residuos (vigilancia y control de movimiento desde o hacia países europeos) y un Plan Sectorial de Inspección. Este último documento engloba, a su vez, otras tres planificaciones centradas en inspeccionar los residuos y los suelos, la contaminación atmosférica y el cambio climático y las actividades e instalaciones.

Asimismo, contempla un plan de mejora continua que unifica las actuaciones a llevar a cabo para lograr este objetivo, tanto a nivel interno del sistema de inspección, como en las relaciones y comunicaciones con el resto de agentes implicados en la preservación de la calidad ambiental.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *