El sistema agroalimentario español aporta el 11% del PIB, mantiene el 46% del territorio y genera 2,7 millones de empleos

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Mirada, ha resaltado la pujanza del sector agroalimentario y su importancia económica, social y territorial en España. No en vano, ha señalado, aporta el 11% del PIB, mantiene el 46% del territorio, genera 2,5 millones de empleos, exporta por valor de 50.000 millones de euros y cuenta con una industria de alimentación y bebidas que se consolida como el mayor subsector industrial en facturación, valor añadido y empleo.

Miranda, que ha participado en la entrega de los premios Qcom.es, acto que se ha celebrado en la sede del Ministerio, ha afirmado que los galardones entregados son un reflejo de la realidad de un sector agroalimentario potente y estratégico, clave en nuestra economía. Unos premios, ha añadido, que  sirven de inspiración especialmente a las más recientes incorporaciones al mundo agroalimentario, a las empresas creadas por jóvenes, por mujeres, por todos aquellos que con ilusión comienzan por primera vez un proyecto en este sector tan especial.

Los premios de este año, ha apuntado el secretario general, encarnan una serie de valores que merecen el reconocimiento, como la búsqueda de una mejor experiencia para el cliente, la excelencia en la gestión de los recursos humanos, la vocación de innovar y adaptar el modelo de negocio a la evolución de la sociedad, el fomento de la vida saludable a través de la dieta mediterránea, los Alimentos de España o la restauración comprometida con la salud.

Unos valores que, tal como ha indicado Miranda, están en consonancia con las políticas que impulsa el Ministerio y que están diseñadas por profesionales y para profesionales, con el objetivo de ayudar al sector a vencer obstáculos y alcanzar metas.

A este respecto ha destacado algunas actuaciones del Departamento en favor del sector agroalimentario como la negociación y conclusión de acuerdos sanitarios para exportar a todo el mundo, señalando como ejemplo los protocolos firmados recientemente para la exportación de uva de mesa y de porcino a China, o la promoción de los productos españoles en España, en la Unión Europea y en países terceros.

También ha valorado las iniciativas puestas en marcha para impulsar la sostenibilidad de nuestro sistema agroalimentario, mejorar los equilibrios existentes en la cadena alimentaria, de forma que el valor se atribuya a quien lo produce; el impulso de la producción ecológica o las acciones para reducir al mínimo posible el desperdicio alimentario y para facilitar el acceso y la utilización de las nuevas tecnologías, todo ello con especial atención a los jóvenes y a las mujeres.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *