Apuesta por la tradición y las raíces de la provincia de Almería

La Diputación Provincial de Almería ha celebrado en Fondón un emblemático acto de reparto de 1.200 cepas de parras procedentes de una veintena de variedades autóctonas de Almería y en riesgo de perderse y borrar este capítulo de la historia de la provincia en el que la uva de mesa era la joya de la corona de producción y exportación agrícola.

La iniciativa se enmarca en el trabajo que desarrolla el Grupo Ecologista Mediterráneo de Biodiversidad Domesticada con el que en los últimos veinte años llevan trabajando para conservar estas variedades rescatadas de los campos de cultivo, cortijos y pueblos donde pudieron localizar parras madre que han servido de base para la recuperación de estas variedades que están documentadas en Almería desde hace siglos.

Las variedades que se han repartido en Fondón y entre las que se encuentran algunas de las especies primitivas de uvas de mesa cultivadas de forma tradicional en la provincia son Cojón de Gallo, De la Gitana, Pasa Negra, De Diego Ros, Colorá de Colgar, Rosada de la Loma, Del Cuerno, Corinto, De María, Flor de Baladre, Cilíndrica de Boliñeba, Garrón de Gallo, Albilla Real, De Rágol, Ohanes, Rosada de Rágol larga, Rosada de Rágol corta e Imperial Roja.

El presidente de la Diputación ha explicado que esta entrega forma parte de la labor de fomento y conservación de las tradiciones que lleva a cabo la Institución Provincial: “Han sido alrededor de 15.000 parras las que se han repartido por toda la provincia a lo largo de estos años y hoy la Diputación quiere poner su granito de arena para que no se pierdan estas 20 variedades que vamos a repartir y que forman parte de la historia de la provincia. En este camino hacia la conservación de nuestras tradiciones, tenemos la gran suerte de no estar solos y contamos con cientos de agricultores que han sido y son los verdaderos artífices para que estas especies no dejen de existir”.

Asimismo, García ha agradecido al GEM la gran labor que han llevado a cabo en estos años para conservar el patrimonio natural de la provincia que se cultiva desde tiempo inmemoriales y que en muchos casos, han sido rescatadas por el Grupo gracias a repartos como éste.

El alcalde de Fondón, Francisco Álvarez ha destacado la gran ilusión con la acogen este acto: “Hoy es un día muy especial para nosotros porque gracias a un acto tan especial como esta entrega, han venido a nuestro municipio muchos visitantes que hoy podrán disfrutar de nuestro pueblo, nuestra naturaleza y nuestra gastronomía en un día primaveral como pocos”.

Por su parte, Antonio Fernández del Grupo Ecologista Mediterráneo ha señalado la importancia de este acto que “supone al fin y al cabo una garantía de que Almería nunca llegará a perder las uvas que han acompañado la historia de la provincia. Hace 20 años parecía que se iban a perder y con mucho esfuerzo hemos conseguido que sigan existiendo. Además es un reconocimiento al saber y al buen hacer de los que trabajan la tierra respetando la cadencia de la dinámica natural y haciendo gala de la creatividad que supone aunar el conocimiento humano y la Naturaleza”.

Desde la Diputación y el GEM han agradecido a los almerienses que se han acercado esta mañana hasta Fondón para convertirse en “agentes de la preservación de la memoria natural y de la biodiversidad de la provincia” plantando estas cepas de parra y asegurando su continuidad y supervivencia.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *