Clara Aguilera: “El Mediterráneo tendrá un Plan de Gestión que mejorará la situación de las poblaciones pesqueras y del sector”

La Comisión de Pesca del Parlamento Europeo ha ratificado esta mañana el Plan de gestión pesquera para el Mediterráneo Occidental para las poblaciones demersales, tras el acuerdo alcanzado entre la Eurocámara y el Consejo.

Clara Aguilera, eurodiputada socialista y ponente de la propuesta, ha mostrado su satisfacción por el apoyo recibido. “Por primera vez, se ha aprobado un plan plurianual a escala europea en el Mediterráneo con numerosas medidas, algunas de ellas muy novedosas, que tiene como objetivo mejorar la situación de las poblaciones pesqueras y del sector”, ha declarado.

Este Plan se ha diseñado para que las especies demersales del Mediterráneo occidental y las actividades pesqueras sean medioambientalmente sostenibles a largo plazo y se gestionen de manera que se consigan beneficios económicos, sociales y de empleo. Además, facilitará la aplicación de la obligación de desembarque y hará posible un enfoque regionalizado, pues los Estados miembros afectados (Francia, Italia y España) participarán y decidirán gran parte del diseño de las medidas de gestión.

Según el acuerdo, este Plan de gestión se basa en el esfuerzo pesquero, es decir, no habrá imposición de totales admisibles de capturas (TACs) y cuotas en el Mediterráneo, como inicialmente proponía la Comisión Europea. Además, para encontrar un equilibrio entre los objetivos medioambientales y socio económicos, el plan permite al sector un periodo transitorio de 5 años durante el cual deberán adaptar su capacidad para alcanzar el equilibrio de los recursos pesqueros.

Estas medidas se completan con otras de conservación y recuperación, como la prohibición del arrastre a 100 metros de la costa, durante tres meses al año. Por primera vez en la historia de la Política Pesquera Común, se permite a los Estados miembros promover sistemas de gestión participativa a nivel local (co- gestión), y en la pesca recreativa se da un paso más al abrir la posibilidad de establecer medidas técnicas y de conservación para el sector recreativo, además de limitar su actividad cuando se constate que hay sobrepesca.

El Mediterráneo occidental representa alrededor de 1.350 millones de euros (31% de los desembarques totales) y cuenta con alrededor del 19 % de la flota pesquera del Mediterráneo: alrededor de 7.000 barcos, que generan casi 13.000 empleos. Está previsto que el pleno de la Eurocámara de luz verde al acuerdo durante la sesión plenaria de abril.

Los eurodiputados de la Comisión de pesca además han aprobado la transposición del plan plurianual de recuperación del pez espada y la inclusión en el derecho comunitario de la recomendación del ICCAT por la que se pasa de un plan de recuperación a un plan de gestión del atún rojo que entrará en vigor el 21 de junio de 2019.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *