Nunhems® apuesta por una lechuga Romana más pequeña y más sabrosa para incentivar el consumo

En el mercado de lechuga Romana el tamaño importa, y mucho. De hecho, los datos de ventas y consumo confirman que en los últimos años los españoles comen cada vez menos lechuga Romana porque las variedades disponibles comercialmente no se adaptan realmente a lo que el consumidor quiere. Actualmente, la oferta española de lechuga Romana se basa en piezas de más de 600 gramos de peso que no son fáciles de conservar ni de manipular y que presentan un sabor ligeramente amargo a consecuencia de la sobremaduración necesaria para que alcancen el tamaño comercial estándar.

Nunhems® ha decidido una vez más ir contracorriente con el claro objetivo de revolucionar el mercado de lechuga Romana. Una vez analizadas las principales tendencias de mercado, la marca de semillas hortícolas de BASF ha realizado una firme apuesta por un tipo de lechuga Romana más pequeña como el fundamento de una nueva estrategia que persigue tres objetivos principales: incentivar el consumo, reducir los costes de producción y hacer un uso más eficiente del suelo y de los recursos necesarios para cultivar, disminuyendo además el desperdicio de alimentos.

El doble de piezas por hectárea

Con un tamaño menor, las nuevas variedades de lechuga Romana de Nunhems® son idóneas para sistemas de cultivo de alta densidad. Piezas de menos de 500 gramos permiten pasar de 50.000 a 92.000 lechugas por hectárea y reducir de forma importante los costes de producción. “Con los precios en origen que ha registrado la lechuga durante los últimos diez años, una hectárea de Romana necesita al menos 70.000 piezas para ser rentable”, según Alfonso Fernández, Sales Specialist Salads de BASF Vegetable Seeds.

Un sabor intenso y dulce es la otra cualidad que define a la nueva generación de lechuga Romana de Nunhems®. Los estudios de mercado confirman que el 56% de los consumidores europeos asocian la calidad con el sabor. Por este motivo, las cualidades organolépticas y la experiencia de consumo en lechuga Romana son una prioridad para Nunhems®, que además ofrece importantes novedades en forma y color para conseguir la diferenciación del producto en el punto final de venta y la fidelización del consumidor.

Las nuevas variedades de lechuga Romana también se centran en facilitar la producción durante todo el año, ya que pueden ser cultivadas en diferentes zonas de Europa para completar así los calendarios de producción. Con las mismas variedades se puede producir durante otoño e invierno en España y durante el ciclo de primavera-verano en el norte de Europa, siempre con un top de sabor y con un tamaño muy atractivo para todo el mercado continental.

‘Romaine Revolution’

Los detalles de esta nueva estrategia comercial para convertir a la lechuga Romana en una hortaliza Premium se dieron a conocer ayer en La Palma (Cartagena) durante el evento ‘Romaine Revolution’, en el que la marca Nunhems® compartió con los principales representantes del sector las importantes ventajas que incorporan las nuevas variedades de Romana. “Hemos trabajado muy duro para conseguir diferenciar a la lechuga Romana por color, por forma y por sabor porque queremos que a partir de ahora se perciba como un alimento saludable y Premium”, explicó durante su intervención el Sales Specialist Salads de BASF Vegetable Seeds, Alfonso Fernández.

“El mercado de lechuga Romana decrece en España, pero tiene un crecimiento constante en Reino Unido y en el norte de Europa. Por tanto, los datos de mercado confirman que hay una oportunidad de negocio para empezar a hacer las cosas de otra forma y, gracias a la innovación, convertir la lechuga Romana en un alimento capaz de satisfacer las necesidades actuales del consumidor europeo”, explicó Sara Rodriguez, Client Director de Kantar Worldpanel Spain durante su intervención ayer en ‘Romaine Revolution’.

Durante el evento, que fue un éxito de asistencia, Nunhems® ofreció a los principales agentes del sector un completo informe sobre las ventajas del Big Data para mejorar la toma de decisiones en cualquiera de los eslabones de la cadena alimentaria. “El Big Data ya marca la diferencia entre ser competitivo o no en un mercado global y su incorporación a las estrategias de negocio tiene un gran impacto positivo en la rentabilidad de las empresas”, aseguró Gonzalo Martin, Director de Hispatec Analytics.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *