Los regantes confían en Crespo para regularizar los derechos históricos del agua

Regularizar los derechos históricos del agua es una de las prioridades más urgentes que, a juicio de la Mesa del Agua de Almería, debe aparecer en la agenda de trabajo de la nueva consejera de Agricultura y Desarrollo Rural, la almeriense Carmen Crespo. De dicha regularización depende la ordenación de las aguas subterráneas y la identificación de los pozos que reúnen los requisitos para seguir funcionando legalmente. “Es urgente que la información oficial contemple los requisitos hídricos realmente disponibles, ya que son la referencia para determinar las dotaciones de riego en cada zona y a veces la referencia oficial no se ajusta a la realidad porque la información dejó de actualizarse hace años”, explica el portavoz de la Mesa, José Antonio Fernández Maldonado.

De hecho, la Mesa del Agua considera que mejorar la gobernanza del agua es una de las tareas más importantes en este momento para garantizar la gestión sostenible del regadío, junto con nuevas inversiones en infraestructuras hídricas y la agilización administrativa de los expedientes relacionados con la gestión del agua de riego. En este sentido, los regantes destacan la importancia de constituir cuanto antes las juntas centrales de usuarios en los acuíferos en mal estado con el objetivo de implicar a todos los usuarios en la puesta en marcha de un plan de recuperación que evite la degradación total de las masas de aguas subterráneas afectadas por la sobreexplotación.

Desde la Mesa del Agua, se confía en la capacidad de trabajo de la nueva consejera de Desarrollo Rural para acometer de inmediato estos retos. “Creemos que el nombramiento de Carmen Crespo ha sido un gran acierto del presidente de la Junta de Andalucía, porque es una política con gran experiencia y que siempre nos ha demostrado mucho interés por las necesidades de Almería para resolver nuestra endémica falta de agua, un problema que ella conoce de primera mano”, añade Fernández Maldonado. 

La Mesa del Agua ofrece a la nueva consejera de Agricultura la máxima colaboración institucional con la intención de dar continuidad a la línea de trabajo iniciada durante la etapa de Susana Díaz, quien propició grandes avances en materia hídrica para la provincia de Almería. “Esperamos que sea para bien la fusión de las competencias de Agricultura y Medio Ambiente y que ese cambio redunde en agilizar la toma de decisiones políticas en defensa de los intereses de los regantes”, señala el portavoz de la Mesa del Agua de Almería.

Tareas pendientes

Recuperar el proyecto de conexión entre la presa de Rules en Granada y el embalse de Benínar en Almería es una de las grandes infraestructuras pendientes para resolver el déficit hídrico de la provincia, junto con la finalización de la denominada ‘Autovía del Agua’. Ambos proyectos deben ser promovidos por la Junta de Andalucía en una clara apuesta por la interconexión de todos los recursos disponibles como estrategia de gestión sostenible del agua a corto y medio plazo.

La construcción de una nueva desaladora en el Bajo Almanzora con capacidad para 30 hectómetros cúbicos, la construcción de una desalobradora en la Balsa del Sapo, la ampliación en 25 hectómetros cúbicos de la dotación anual del trasvase Negratín-Almanzora, las concesiones para la reutilización de las aguas depuradas de Roquetas y Vícar y la puesta en marcha del plan de recuperación del acuífero de Níjar son otras de las inversiones prioritarias. Además, la Mesa del Agua reclama a la nueva consejera de Agricultura que el gobierno andaluz defienda en Madrid, con el apoyo de los gobiernos regionales de Murcia y la Comunidad Valenciana, la aplicación del precio bonificado para el agua desalada, fijado por ley desde el año pasado en 0,30 euros por metro cúbico.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *