Mejorada una nueva conexión agraria en El Ejido

Finalizadas las importantes obras de modernización, pavimentación y dotación de sistemas de drenajes que la Concejalía de Agricultura del Ayuntamiento de El Ejido ha llevado a cabo en el camino estructurante que va desde del Llano al Camping (C-124) y que conecta los núcleos de población de Matagorda y Almerimar.

Esta obra, que ha contado con una inversión municipal de 92.000 euros, mejora notablemente los accesos a las cientos de fincas que hay a lo largo de este trazado con el que, además, se pone fin a las obras de acondicionamiento que, a lo largo de los últimos años, se han ejecutado en la confluencia  existente entre los tres tramos de vías rurales  que, en forma de T, tiene esta zona.

En esta ocasión los trabajos se han centrado en el último trazado que, con una longitud de 1.882 metros, vendrá a sumarse al primer tramo de 600 metros que, en su día, fue ejecutado con cargo a los fondos de la Diputación Provincial de Almería, así como el que fue  recogido en Plan Municipal de Caminos impulsado por el Consistorio que fue acondicionado por la empresa pública Tragsa y que consta de 1.780 metros. Ello hace realidad la renovación de 4.262 metros líneas de vías rurales de un camino completamente estructural que mejora las condiciones de circulación para los agricultores, pero que, además, supone una nueva vía comunicación segura y alternativa para los vecinos de estos núcleos costeros.

Es fundamental destacar que a los trabajos de pavimentación se ha sumado la dotación de sistema de drenaje que ofrezca una solución definitiva a los problemas de desagüe que  sufrían los propietarios de la fincas hasta el momento.

El alcalde, Francisco Góngora, junto al concejal de Agricultura, Manuel Gómez, ha realizado un recorrido para poder ver in-situ la mejora que se ha producido en  esta arteria de comunicación situada. Con ella, como explicaba el regidor “se han aportado soluciones estructurales a un trazado viario que registra un importante tránsito de vehículos pesados, puesto que se encuentra situado en un espacio rural estratégico a la par que hemos ofrecido una mayor confianza y condiciones para el transporte óptimo y ágil de los cultivos a los centros de comercialización”.

Góngora ha recordado que “se hacía imprescindible dotarlo de más y mejores medios y es que en la actualidad presenta un pavimento en tierra irregular con acumulaciones de agua en algunos puntos que dificultan la circulación. Al no disponer de rasante con una superficie adecuada se producen socavones e irregularidades que dificultan la evacuación de la escorrentía superficial”. Cuestión que “hemos conseguido solventar al cien por cien con una obra que, en distintas fases, nos ha ayudado a recuperar la funcionalidad de la vía y garantizar la seguridad vial”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *