La Junta reclama que la seguridad hídrica esté en el centro del debate al abordar el suministro de agua para regadíos

El director general de Desarrollo Sostenible del Medio Rural, Manuel García Benítez, ha dicho hoy en Huesca que “la seguridad hídrica debe estar en el centro del debate” al abordarse sobre cuestiones relativas al suministro de agua y los regadíos. En este sentido, el representante de la Administración andaluza ha significado que “esta seguridad hídrica pasa por tener en cuenta de manera integral todas las fuentes de suministro de agua, las convencionales y las no convencionales, sin olvidar el coste energético necesario para la puesta en servicio”. Al mismo tiempo ha advertido de que “pasa también por garantizar un suministro a precios asumibles por los productores y los consumidores, ya que de nada sirve producir agua que no pueda ser puesta en servicio a precios razonables, que permitan la igualdad en el acceso”.

García Benítez, que ha participado en la capital oscense en las ‘Jornadas sobre el Plan Nacional de Regadíos y diferencias territoriales en la modernización del regadío’ que ha reunido a distintos representantes autonómicos, ha señalado que “en Andalucía hay un movimiento cada vez más consolidado que reclama responsabilidad y racionalidad en el uso de los recursos hídricos”. En este sentido, ha solicitado “un Plan Nacional de Regadíos que contemple las distintas fuentes de suministros de agua como un todo, ya que sólo así podremos cubrir todas las necesidades y usos, las de los distintos usuarios, regantes, industrias y consumidores; y las necesidades ambientales, caudales ecológicos, recarga de acuíferos y conservación de los ecosistemas asociados”.

En último término, el director general de Desarrollo Sostenible del Medio Rural ha reclamado que “desde las distintas administraciones se tome conciencia de estos extremos y se fomente, promueva y se incentiven todas las iniciativas sociales que tengan esta visión integral e integradora”, advirtiendo de que en casi todas las provincias se han constituido Mesas del Agua que están formadas por todos los usuarios y grupos de interés, preocupados por el futuro, por el medio ambiente y la conservación, por lo que “nosotros como Administración tenemos que aprovechar esa sensibilización para llevar a cabo políticas ambiciosas y que den respuestas a las demandas sociales”.

Finalmente, García Benítez ha puesto en valor el “mucho camino” andado en Andalucía en cuanto a la modernización de su regadío, ya que más del 75% de la superficie de éste lo es con riego localizado, frente a algo más del 51% de la media a nivel nacional, un dato que “alcanza gran valor cuando tenemos en cuenta que la superficie regable en Andalucía está por encima del millón de hectáreas”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *