El Foro del Olivar destaca a Terafit® como el herbicida más eficaz para el control de malas hierbas

Más de 120 olivareros acudieron a la invitación de Syngenta, y su distribuidor en la zona AgroGenil, para asistir a la tercera edición del Foro del Olivar de Écija, donde se ha analizado la situación actual y sostenibilidad del cultivo, tanto en lo que respecta a malas hierbas y restricciones de productos, como a nuevas tecnologías aplicadas al olivar y la situación del mercado mundial del aceite.

La jornada comenzó con una charla sobre la Agricultura de Precisión en el olivar, impartida por Juan Trigos, responsable de este cultivo en Syngenta, y por Agustín Ena, responsable de ig4 Agronomía, empresa especializada en este tema. El uso de drones, aplicaciones móviles y la recopilación y gestión de todos los datos que podemos obtener de cada uno de los olivos de nuestras explotaciones son básicas para buscar la máxima eficiencia. Así, se pudieron ver ejemplos de cómo a través de los datos aportados por el agricultor y por tecnologías nuevas, como los drones, se puede gestionar mucho mejor el uso del agua, la aportación de nutrientes o la protección del cultivo, siendo más eficientes, ahorrando costes y aumentando la rentabilidad del olivar.

Precisamente, ser más rentables y competitivos es la clave para poder afrontar los retos futuros del mercado mundial del aceite de oliva, según Juan Vilar Hernández, analista en Economía Oleícola Internacional. Según este experto, España es líder mundial en superficie de olivar con el 22% del total y líder en producción de aceite con nada menos que el 50% del total. Parece claro que estamos haciendo las cosas bien, pero no es suficiente. Cada vez hay más países productores y, aunque también sube el consumo, en el futuro la rentabilidad del cultivo será clave. Para conseguir mantenerse en el sector solo habrá dos vías: apostar por la innovación y la tecnología para conseguir unos costes de producción por debajo de 2,5 euros/kilo para aguantar los años de bajada de precios y tener beneficios con precios más altos; o conseguir diferenciarnos con una marca que nos permita cobrar más por un aceite exclusivo o de una calidad excepcional.

La tercera ponencia se centró en la Xylella, la nueva enfermedad que puede afectar gravemente al olivo y que preocupa al sector. Alberto Fereres, profesor e investigador del CSIC, dibujó un mapa del problema en Europa con más de 1 millón de olivos afectados en Italia y con la llegada de esta enfermedad a España, que por ahora solo afecta a la zona de Alicante y al cultivo del Almendro. Los insectos que infectan a los olivos no colonizan el árbol por lo que hay que hacer una labor de prevención y de buenas prácticas para vigilar los olivares y eliminar las larvas de estos insectos en cuanto aparezcan. Controlar al máximo los viveros de producción de las plantas de olivo y actuar de forma rápida y precisa arrancando los árboles infectados será clave para controlar rápidamente la Xylella fastidiosa en caso de que aparezca.

La última charla de la jornada se centró en las restricciones cada vez mayores de herramientas para la protección frente a las malas hierbasen el cultivo del olivar y en las posibles soluciones que le queda al olivicultor. Juan Trigos, responsable de olivar en Syngenta, repasó las materias activas que se han prohibido o restringido en su uso, algunas de las cuales eran referente en el cultivo del olivar. Con estas fuertes restricciones y las nuevas exigencias medioambientales y en cuanto a límite de residuos en el aceite, la solución más eficaz en la lucha contra las malas hierbas es Terafit®, un herbicida comercializado por Syngenta y que es altamente eficaz contra todo tipo de malas hierbas y, especialmente las más difíciles como las conizas o el vallico resistente.

Terafit® responde a las tres exigencias que demanda el olivar en este momento: es seguro para el medioambiente, no deja ningún tipo de residuos en el aceite y es eficaz contra las malas hierbas. Juan Trigos mostró varios ensayos en los que se vio claramente que Terafit® no tiene riesgo de contaminación de las aguas, ya sea por escorrentías o por infiltraciones a los acuíferos. También se mostraron los resultados de siete ensayos sobre calidad del aceite, tres siguiendo las Buenas Prácticas Agrícolas y cuatro en las condiciones más desfavorables usando el herbicida en dosis extremas de hasta el doble de producto, viéndose que en ninguno de ellos se han registrado ni la más mínima traza del producto en el aceite. Si a ellos le sumamos el amplio espectro de control de malas hiervas y la persistencia del producto (al año siguiente sigue controlando las parcelas bastante bien), estamos ante el herbicida perfecto para olivar.

Por último, el responsable de Syngenta mostró unas tablas en las que se veía claramente que el pequeño coste extra de aplicación de Terafit® se compensa en muy poco tiempo tanto por la eficacia del producto como por su persistencia que hace que en la primavera no haya que volver a aplicar. Con todo ello, Terafit® es un herbicida eficaz contra las malas hierbas, seguro para el medioambiente y perfecto para asegurar la calidad del aceite.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *