La Junta concede ayudas para la modernización de 264 explotaciones agrarias y ganaderas de Granada

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha entregado hoy en Granada las ayudas para la modernización de explotaciones en Granada que, por un importe de 10,57 millones de euros, van a permitir que el sector agrario y ganadero de la provincia invierta 14,31 millones de euros y se modernicen un total de 264 explotaciones de esa provincia. De esta forma, la ayuda de la Junta de Andalucía a la modernización de estas instalaciones supera las dos terceras partes de la inversión total (el 73,86%).

Andalucía es la comunidad que más presupuesto destina a modernización de explotaciones, aportando un mínimo del 50% de cada proyecto. Este porcentaje se puede incrementar un 20% más por cada una de las siguientes circunstancias: jóvenes agricultores y ganaderos, en zonas desfavorecidas o por inversiones colectivas, no pudiéndose superar en ningún caso el 90% del total de la inversión.

Toda estas actuaciones están enmarcadas en el Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2020, y suponen, para los sectores agrícola y ganadero, poder mejorar la sostenibilidad y competitividad de sus instalaciones e innovar, así como adaptar sus estructuras a las necesidades del mercado. Todos los aspirantes que cumplían los requisitos exigidos van a recibir estas ayudas, gracias a una convocatoria que se distribuye en tres líneas de inversión: una de carácter genérico para explotaciones, otra específica para la modernización de instalaciones de olivar y una tercera para la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) de la provincia de Cádiz.

Las subvenciones están destinadas a cubrir gastos asociados a inversiones en activos físicos para la mejora del rendimiento y la sostenibilidad global; construcción, adquisición y reforma de inmuebles; compra de maquinaria, equipos y programas informáticos; consultoría; la elaboración de planes de gestión; e inversiones en producción de biocarburantes y energías renovables.

En el caso de Granada, el olivar es el principal destinatario de estos incentivos con el 25,8% de los proyectos de inversión, empleándose sobre todo para la adquisición de maquinaria, equipos de tratamiento fitosanitario y para la recolección de la aceituna. A continuación se sitúan las explotaciones hortícolas al aire libre y en invernaderos, que suponen el 14% de los proyectos y que se destina principalmente a invernaderos multicapilla, instalaciones de riego y control climático. En tercer y cuarto lugar se encuentran las explotaciones ganaderas (con el 12%) y los frutos secos, con el 11%

En total, para toda Andalucía se contempla una inversión de más de 139 millones de euros, para lo que se destina una ayuda pública de 90,1 millones, presupuesto que se ha triplicado sobre los 30 millones inicialmente previstos. De estos incentivos se beneficiarán 2.372 solicitantes andaluces. La resolución puede consultarse en la web de la Consejería: https://juntadeandalucia.es/organismos/agriculturapescaydesarrollorural/areas/infraestructuras-agrarias/modernizacion/paginas/resolucion-convocatoria-modernizacion-2016-4-1.html).

A este respecto, desde ASAJA consideran que estas resoluciones aprobadas que ha venido a entregar en Granada a los beneficiarios de las ayudas a la Modernización “hace dos años que fueron convocadas, en el verano de 2016, y deberían haberse resuelto en marzo de 2017, es decir, se han retrasado año y medio. Los agricultores y ganaderos solicitantes  han estado en una situación de total indefensión e inseguridad jurídica durante todo este tiempo, teniendo que mantener sus inversiones paralizadas, pero cumpliendo los requisitos y compromisos exigidos sin saber si iban a ser o no adjudicatarios, o incluso abandonar sus proyectos, y en determinados casos, realizar las inversiones financiándolas de su bolsillo al 100%.  Al menos, esperamos desde ASAJA GRANADA que el Consejero de Agricultura, Pesca  y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, aprovechando su visita, se comprometa al pago urgente de estas ayudas tan necesarias  para mejorar la rentabilidad y sostenibilidad de las explotaciones más audaces, de lo contrario las llevaría al agotamiento financiero y a la ruina”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *