El valor de la producción hortofrutícola de Almería cae un 12,6% esta campaña

«Los resultados provisionales de la campaña hortofrutícola 2017-2018 no brillan debido a la excelencia de la pasada», advirtió Rodrigo Sánchez, consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, que acompañado por Gracia Fernández, delegada del Gobierno andaluz en Almería, y apoyado en los gráficos por José Antonio Aliaga, secretario general de la Delegación Territorial de Agricultura de Almería, ofreció un avance de los datos registrados en el presente ejercicio en la horticultura provincial. La valoración es que «está siendo una campaña aceptable», ensombrecida por los «buenos precios, el valor de la comercialización y producción, y el volumen cosechado en la 2016-2017», dijo Sánchez, agregando que «si se compara con los últimos tres ejercicios, está en la media, e incluso, en algunos valores se sitúa en los puestos de cabeza si se tienen en cuentan las diez ultimas campañas hortofrutícolas». Así, «estamos ante las segundas mejores cifras de la serie histórica», apuntó el consejero. Y es que, añadió, «ha sido una temporada muy marcada por la recuperación de los países competidores, muy afectados el anterior invierno por unas bajas temperaturas que disminuyeron sensiblemente sus cosechas, lo que dio a Almería una mayor cuota de mercado que propició los mejores resultados jamás alcanzados en precios y comercialización».

A falta del cierre, a finales de agosto próximo, -el balance final de campaña se conocerá a partir del mes de septiembre- Las cifras bajan en relación al último año hortofrutícola, tanto en valor de la producción al agricultor como comercializada, así como en precios, e incluso en volumen de producción final, en términos generales, contabilizando todos los productos analizados para este avance que hizo la Consejería en el que se tienen en cuenta tanto plantaciones bajo abrigo como algunos cultivos que se desarrollan al aire libre (lechuga, brócoli, etcétera).

Los ingresos finales de los agricultores disminuyeron en relación a la anterior campaña, cuando casi rozó los 2.500 millones de euros el valor final abonado a los productores. En esta ocasión, se sitúa en los 2.176 millones de euros, un 12,6% menos que la anterior, pero que marca una tendencia consolidada desde que tres campañas atrás este parámetro superara la barrera de los 2.000 millones de euros, quedando lejos de los algo más de 1.500 millones, aproximadamente, que se registraron hace diez campañas.

En cuanto al valor del producto una vez comercializado la cifra se eleva en el actual balance sobre los como en los de comercialización 2.832 millones de euros, un 15,4% menos que la anterior, y solo un 2,4% menos que la media de los tres últimos ejercicios. Cabe recordar que el valor comercializado del año pasado superó los 3.351 millones de euros.

El volumen de producción total disminuye ligeramente hasta los 3,6 millones de toneladas, un 0,5% menos, siendo casi 18.000 toneladas las que marcan la diferencia a la baja.

En referencia al precio medio final, teniendo en cuanta todos los productos, el titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural quiso poner en valor que se sitúa en la media de las últimas tres campañas, y se coloca como «el segundo mejor precio medio pagado a los agricultores, de la serie histórica». Así, fue de 0,60 euros por kilogramo, 0,08 euros menos que la referencia del curso agrícola pasado. Para el consejero de Agricultura, estas cifras constatan que «contamos con un sector hortofrutícola almeriense que continúa demostrando su fortaleza, sobre todo en una campaña como ésta que ha sido muy competitiva», pese a lo cual Almería «afianza su liderazgo en producción, comercialización y exportación». Para mantener esta posición de privilegio, Rodrigo Sánchez animó a «aunar esfuerzos a través de una interlocución permanente con un sector que afronta unos retos cada vez más exigentes», un sector, recordó, «que seguimos construyendo entre todos gracias al esfuerzo que día a día hacen productores, empresarios y trabajadores».

Dada la excepcionalidad de la campaña 2016-2017, la mayoría de los valores de producción al agricultor , también pro productos, son negativos excepto en el caso del melón, en el que se registró, detalló el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, un incremento del 10%. Por contra, los productos que menos beneficio aportaron fueron la judía verde (-42%), el tomate (-14%), el calabacín (-13,5%) y el pimiento (-11%), muchos de los cuales no obstante arrojan resultados aceptables si se comparan con la media de las tres últimas campañas, valoró Rodrigo Sánchez.

Desde el punto de vista de la producción, según los datos del avance de campaña de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural andaluza, los mayores incrementos se registran, provisionalmente en berenjena (7,7%), pimiento (5,5%), pepino (5%) y calabacín (1,5%), con una caída muy pronunciada de la judía verde (-51%), siguiéndole la sandía (-8%), el tomate (-1,2%) y el melón (-2%).

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *