Projar elabora sustratos para semilleros a medida de cultivos, climas y tecnologías de producción

La compañía del sector verde, Grupo Projar, elabora sustratos con diferente composición para semilleros a medida de los cultivos, climas y tecnologías de producción que demandan los productores. Grupo Projar, que tiene una experiencia de más de dos décadas en esta área de negocio, cuenta con una fábrica en Almería con capacidad de producción de más de 140.000 metros cúbicos de sustrato.

Su proximidad a una de las principales zonas de cultivo nacional hortofrutícola permite además cambiar con rapidez las composiciones, según las necesidades del productor, sin repercutir esta agilidad en el precio.

Crecimiento rápido y homogéneo

En este mismo sentido, el Grupo es el único que dispone de una capacidad de elaboración de más de 200 recetas de sustratos por su equipo técnico. Además,  su extensa red logística internacional con fábricas en India y Sri Lanka donde se cultiva y procesa coco durante todo el año y controla la selección de cáscaras, trazabilidad del producto y control de calidad, le permite mantener su cartera de productos en todas las temporadas

Junto a ello,  la importación de turba de distintos países del Norte y Este de Europa _Finlandia, Estonia, Letonia y Lituania- garantiza la sostenibilidad de las turberas y la calidad de la materia prima.

Los sustratos para semillero son medios de cultivo con las mejores condiciones posibles para lograr la germinación y desarrollo de la planta. Su objetivo es que sean lo más homogéneos posibles para evitar la heterogeneidad en los cultivos.

En función de los cultivos, el clima y las tecnologías de producción que utilice el productor se elaboran diferentes mezclas de materia prima que dan el compuesto exacto para el sustrato más idóneo. Por lo general, estos sustratos para semillero se aplican en todo tipo de plantas aunque en especial en cultivos hortícolas, ornamentales y frutales.

Características físicas y químicas para cada cultivo

En la actualidad, el equipo técnico de Projar, formado por ingenieros agrónomos, agrícolas e ingenieros químicos, elabora sustratos para semillero con diferentes mezclas para las necesidades específicas de cada productor. Se trata de mezclas de calidad premium con características físicas y químicas apropiadas para cada cultivo.

Dependiendo del cultivo, las materias primas más seleccionadas son la turba rubia, que favorece el enraizamiento de la planta y la turba negra con una alta capacidad de intercambio catiónico y de retención de agua.

Además de la fibra de coco que aporta capacidad de drenaje a la planta y una elevada estabilidad física del sustrato, o la fibra de madera que confiere al sustrato una elevada porosidad. También la perlita, cuya principal característica es la contribución a la durabilidad y el aporte de aireación y drenaje a la planta.

Para la Técnico de Grupo Projar, Araceli Hernández, “los efectos de este tipo de sustratos para semillero son perfectamente constatables en las plantas ya que le confieren un máximo rendimiento. Esto significa que el productor tendrá menos mermas en su plantación y las plantas se desarrollarán de una forma más rápida y homogénea, lo que supone una mayor rentabilidad para las plantaciones”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *