La industria auxiliar de la agricultura almeriense aporta más de 1.300 millones de euros

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha destacado el potencial innovador de la industria auxiliar almeriense, que aporta, en su conjunto, más de 1.300 millones de euros a la economía de la provincia. Así lo ha puesto de relieve durante su visita a las instalaciones del Centro Tecnológico Tecnova, una entidad a la que ha puesto como ejemplo de generación de valor y promoción de la I+D+i con su participación en tres Grupos Operativos de Innovación y la creación de otros tres con una ayuda global de cerca de medio millón de euros.

Estos proyectos abordan, según ha expuesto el responsable del Gobierno andaluz, aspectos “importantes” como la utilización eficiente del agua en cultivos hortícolas bajo invernadero, la incorporación de sistemas ecosostenibles para la extracción de aceite de oliva virgen o la mejora del cultivo del olivar, así como el uso de herramientas TIC para el etiquetado inteligente de la producción hortofrutícola, la transformación de excedentes en alimentos saludables o el uso de levaduras autóctonas para diferenciar la producción vitivinícola andaluza. Todo ello, a su juicio, contribuirá de un modo decisivo a la competitividad de una agricultura almeriense que hasta hace un par de décadas tenía una alta dependencia de los insumos llegados desde el exterior y que ahora cuenta con más de 300 empresas auxiliares locales “referentes” en productos y servicios como semillas, semilleros, control biológico, fitosanitarios, fertilizantes, plásticos, riegos, maquinaria, construcción de invernaderos, envases y embalajes, asesoramiento o ingeniería.

La industria auxiliar, según ha aseverado Sánchez Haro, ha jugado, en consecuencia, un papel trascendental en la evolución del un sector agrícola que representa el 20% del Producto Interior Bruto (PIB) de Almería, gracias, sobre todo, al sector hortícola, que representa el 90% del valor de la producción agraria. La provincia, en este sentido, aporta el 60% de la producción hortícola andaluza con 3,7 millones de toneladas de hortalizas frescas, un valor que supera los 2.110 millones de euros y una superficie de alrededor de 57.000 hectáreas (casi 45.000 de producción bajo invernadero). De igual modo, exporta en torno al 70% de su producción hortícola, con una facturación de más de 2.100 millones de euros (el 36% de las exportaciones de hortalizas frescas españolas).

Dentro de este contexto, el sector auxiliar, que genera unos 8.000 puestos de trabajo, muchos de ellos de alta cualificación, “también ha sabido abrir nuevos horizontes más allá de la provincia de Almería, en países del norte de África, Latinoamérica e, incluso, China o Sudáfrica”. No en vano, Almería se erige también en la primera provincia exportadora de la industria auxiliar andaluza, con ventas al exterior por valor de 150 millones de euros en 2017, todo ello, en el marco de un año récord para la comunidad autónoma al superar, en su conjunto, los 624 millones de euros (un 4% más que en 2016).

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *