Asaja: «Las exportaciones confirman el desastre de precios de esta campaña»

La Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Almería insistió en su preocupación por las cifras que está dejando esta campaña en el campo. Esta organización entiende que «algo está funcionando mal», e invita a una reflexión conjunta del sector, para tratar de llevar una reacción que enderece el rumbo de la actividad hortofrutícola almeriense.

Según Asaja Almería, los datos del comportamiento de las ventas al exterior de productos hortofrutícolas almeriense en este inicio de año vienen a constatar «la crisis de precios que hemos venido padeciendo en el sector hortícola y que han hecho que este invierno haya sido de los peores de los últimos cinco años», indicaron en la patronal agraria. Según los datos de los exportadores españoles las ventas al extranjero de hortalizas subieron un 8,4% pero perdieron un 13,5% de valor.

Tal y como señaló esta organización agraria, «el invierno fue desastroso, y teniendo en cuenta que en estos datos corresponden sólo a enero y febrero, el resultado podría ser incluso peor, pues recordemos que el mes de marzo fue terrorífico para todos los productos de nuestras pizarras prolongándose incluso durante este mes de abril con lo cual la sensación de malestar se ha apoderado de los agricultores, que dan por perdida esta campaña a falta de dos meses para que finalice».

En el balance que presentó Asaja Almería a principios de este mes advirtió de que «las previsiones apuntaban a un incremento en la superficie que iba a motivar un incremento en la producción pero que las condiciones meteorológicas del invierno, no se correspondían con el fuerte descenso que estaban experimentando los precios que eran un 20% inferiores al año pasado y un 10% inferior a la media de las últimas cinco campañas». Almería tiene en esos meses «una posición privilegiada», valoró Asaja, en el mercado europeo que este año no se ha visto reflejado en los precios en origen.

«Creemos que es necesaria una seria reflexión de cómo ha funcionado nuestra comercialización este otoño-invierno, echarle la culpa a las importaciones o a la competencia interna en la Unión Europea no quita responsabilidad ya que si teníamos un mercado saturado podríamos haber retirado producción, y no haber estado vendiendo berenjena, calabacín, tomate o pimiento por debajo de los precios de retirada», señalaron.

Según los datos de las exportaciones de enero y febrero se incrementaron las toneladas vendidas en tomate (+3%), lechuga (+19%), pimiento (+8%) y pepino (+3%) pero el descenso en el valor, es mucho mayor, siendo en tomate de -11%, lechuga -20,5%, pimiento -8% y pepino -12%. Para Asaja estos datos son reflejo de una realidad, hemos vendido más y a peor precios y con estas cifras no podemos estar satisfechos con la actual campaña.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *