Almería es la segunda provincia española que registra más robos en el campo

Sólo Valencia, con un registro de más de 1.700 robos en las explotaciones agrarias, supera a la provincia de Almería,, que según los datos correspondientes a 2017, contabilizó un total de 1.000 denuncias. No obstante, en los últimos años se ha reducido progresivamente el número de incidencias comunicadas oficialmente. No en vano, en 2011, atendiendo a los datos que figuran en el Ministerio de Interior, las sustracciones conocidas fueron de 1.615, casi 500 más que en el año anterior. Al año siguiente los robos se redujeron en algo más de 200, y en 2013 subieron hasta los 1.592. Desde entonces, se manifiesta una tendencia a la baja.

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras analizar la respuesta del Gobierno en el Congreso en relación al número de robos en el campo en 2017, alerta de que la información proporcionada es muy incompleta y que, si bien han disminuido en varias Comunidades, según fuentes oficiales, a nivel global son más del doble de los que se han hecho públicos y aún se siguen produciendo 37 robos diarios en las explotaciones agrícolas y ganaderas.

Unión de Uniones, a través de un comunicado, advierte de que los datos facilitados por el Gobierno “no tendrían en cuenta los hurtos”. Este tipo de delitos, cometidos frecuentemente en el medio rural, “no han sido incluidos en esta ocasión, aunque si se contabilizaban en años anteriores”. Por lo tanto, en contraposición con la cifra de 6.914 hechos delictivos que el Gobierno recoge en su respuesta parlamentaria, “el número total sería de más del doble, llegando a los 13.360 y sin datos de Cataluña”.

La organización destaca que, a pesar de haberse disminuido con respecto a los años anteriores, sigue siendo una cifra bastante alta y no se puede bajar la guardia; sobre todo en ciertas comunidades autónomas, como Andalucía con 4.700 robos, o la Comunidad Valenciana con 2.425. Tras estas comunidades, destacan también Castilla La Mancha, con 1.540 o Castilla y León con 1.140, región en la que han subido este tipo de delitos en la mayoría de las provincias

Por otra parte, Unión de Uniones destaca la labor realizada por las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado, cuyo trabajo, es a la vez que necesario y valorado, sobre todo teniendo en cuenta la insuficiencia de medios con los que cuenta tras los continuos recortes que se han realizado en muchas comunidades autónomas.

Unión de Uniones recuerda que “el sector primario es fundamental para la generación de riqueza y empleo en el medio rural. De la agricultura y ganadería viven muchos miles de familias y la reiteración de este tipo de delitos ocasiona pérdidas económicas, desincentiva la inversión en las explotaciones, además de generar miedo en el medio rural ante la sensación de impunidad con la que parecen obrar de los delincuentes autores de estos hechos”.

Por todo ello, esta organización pide, más medios humanos y técnicos así como que se concentren los esfuerzos en controlar los puntos de entrega y venta de productos agrícolas y ganaderos para exigir la trazabilidad del producto, así  como lugares específicos de venta de maquinaria y herramientas de segunda mano, así como de  cobre.

También se hace necesaria, a juicio de la organización, una mayor implicación de los alcaldes y policías locales en sus respectivos términos municipales.

En este sentido, la organización considera que la necesaria investigación de los hechos, requiere en muchos casos, de mejores medios para ser más eficaz, tanto para prevenir los hurtos, robos y daños, como para esclarecer posteriormente su autoría.

Asimismo, la organización insiste en la importancia de contar con mecanismos de denuncia vía telemática como sucede en otros países, de modo que no quede ningún hurto o robo sin denunciar y se puedan cuantificar de forma fidedigna y perseguir todos los delitos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *