Los regantes de Níjar condicionan la gestión sostenible del agua a la constitución de la Junta Central de Usuarios

Las comunidades de regantes del Campo de Níjar han decidido emprender el proceso de constitución de la Junta Central de Usuarios, un órgano de ámbito comarcal en el que estarán representados todos los usuarios de las aguas disponibles para riego en la comarca de Níjar. Con la Junta Central de Usuarios, los regantes quieren llevar a cabo una gestión sostenible de todos los recursos hídricos disponibles, planificar el aprovechamiento de las aguas reutilizadas y desaladas, integrar en un solo órgano a todos los usuarios del agua, unificar los criterios para el reconocimiento de los aprovechamientos de agua de cara a la gestión de los Programas Operativos y, además, planificar la ordenación del territorio actualizando toda la información necesaria.

Los regantes de la comarca han aprovechado hoy la celebración del Día Mundial del Agua organizada por Feral en la pedanía de San Isidro para hacer un llamamiento a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, a la que reclaman “el máximo apoyo administrativo y agilidad para dar luz verde cuanto antes al instrumento legal con el que podremos ordenar de una vez por todas los aprovechamientos hídricos de la zona y activar el plan de recuperación que el acuífero está demandando desde hace años”, ha manifestado Juan Espinosa, presidente de la SAT de Regantes ‘Campo de Nijar’, que será la comunidad de regantes encargada de coordinar el proceso de constitución.

La dramática situación que viven la mayoría de los pozos de la zona, a consecuencia de la sequía y de la salinización de las escasas aguas subterráneas disponibles, ha provocado que las comunidades de regantes acuerden iniciar la constitución de la Junta Central de Usuarios, cuya puesta en marcha es obligatoria en los acuíferos que se encuentren sobreexplotados, según recoge la Ley de Aguas de Andalucía.

Actualmente, ya existe en Níjar una Comunidad de Usuarios cuyas atribuciones legales se limitan a la gestión del agua desalada. Sin embargo, la figura de la Junta Central, que es de ámbito supracomunitario y tiene rango superior, permitirá albergar en su seno a todos los usuarios de todas las aguas. “Esto brindará la oportunidad histórica de llevar a cabo un esfuerzo colectivo en beneficio del interés general del sector agrícola de la comarca para llevar a cabo la recuperación del acuífero, del mismo modo que se está haciendo en el Poniente almeriense”, destaca el presidente de Feral, José Antonio Fernández.

La celebración del Día Mundial del Agua también ha servido este año para reivindicar la necesidad de que el Gobierno habilite con urgencia los mecanismos necesarios para abaratar el precio del agua desalada. El pasado 7 de marzo entró en vigor la Ley de medidas urgentes para paliar los efectos de la sequía. Dicha Ley establece que el precio del agua desalada en España no podrá superar los 0,30 euros por metro cúbico. Sin embargo, no se tienen noticias ni del cómo ni del cuándo se activará esta medida que depende mucho de la disponibilidad presupuestaria para financiar la diferencia de precio entre lo que contempla la Ley y lo que se paga actualmente, un precio que en algunos casos roza el euro por metro cúbico, que es lo que pagan algunos de los regantes del Bajo Andarax por consumir temporalmente agua de la desaladora de Almería.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *