El Comité Mixto solicita a la UE un mayor control fitosanitario al tomate marroquí

Productores, comercializadores y representantes de las administraciones públicas de Italia, Francia y España, integrados en el Comité Mixto hispano-francés-italiano, mantuvieron un encuentro de trabajo especifico del grupo de tomate en la ciudad de Alicante para poner en común la actual situación de la campaña de este producto, en un ejercicio que está siendo complicado para el sector hortofrutícola especializado en esta fruta debido, principalmente, a la caída de los precios en origen.

Tras analizar las cuestiones principales que están afectando a la comercialización de este producto dentro de la Unión Europea este año agrícola, todas las partes acordaron enviar una carta a los Ministerios de Agricultura de los tres Estados miembros del Comité y a la Comisión Europea para que «se refuerce tanto el control analítico de fitosanitarios como la entrada de producto en la Unión Europea», comentó Andrés Góngora, secretario provincial de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (Coag) de Almería y responsable Estatal de Frutas y Hortalizas de la organización a nivel nacional, quien participó en el encuentro junto a otros miembros de esta organización agraria, como son Miguel Monferrer, secretario provincial de Coag Granada; y Vicente Bordera, Coag Comunidad Valenciana. En la reunión también tomó parte Juan Colomina, consejero delegado de la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería (Coexphal), entre otros nombres propios que forman parte de la representación del sector en el Comité Mixto hispano-francés-italiano.

Durante el encuentro, explicó el secretario provincial de Coag Almería, «hemos hablado sobre la situación de entrada del tomate marroquí; la necesidad de controlar el volumen y que se realicen un control fitosanitario exhaustivo como lo tienen las frutas y hortalizas europeas».

Hay que tener en cuenta, insistió el dirigente agrario, «que el tomate marroquí se comercializa y consume en Europa y por ende tiene la obligación de cumplir las mismas medidas impuestas al resto de productores europeos». Es la única vía, junto a equiparar otras cuestiones a aplicar en el ámbito socio laboral, que se precisan para que dentro del territorio de la Unión Europea ambos sectores -europeo y marroquí- compita en un mismo mercado en igualdad de condiciones, algo que demandan los europeos.

Gestión de crisis

Además de profundizar en temas que están afectando a la campaña, como los problemas hídricos y la virosis está afectando «gravemente su viabilidad», en Coag insistieron en cómo está afectando a los agricultores la crisis de precios. En ello, desde la organización agraria insistieron al resto de miembros del Comité el problema existente en cuanto a que las comercializadoras continúan sin hacer un uso real de los mecanismos de gestión de crisis y la necesidad de mejorar dichas medidas, entre otros asuntos, incrementando los precios de retirada de las frutas y hortalizas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *