CASI superará la próxima campaña las 110 hectáreas en producción ecológica

La Cooperativa Agrícola San Isidro se ha preparado para dar cabida, en el expositor que luce en la feria alemana, todos los proyectos y productos de la cooperativa. La entidad cuenta con un amplio espacio de encuentro, para encontrarse con sus clientes. Además de la especialización en tomate, los nuevos proyectos sobre los que camina CASI son : su línea de ecológicos, que cuida con mimo desde hace varias campañas, y su reciente apuesta (desde el pasado curso) por la diversificación de producto.

Comenzó hace varias campañas con su línea de producción ecológica y los objetivos, hasta la fecha se «están cumpliendo», aseguró Miguel Vargas, presidente de CASI, hasta el punto de que para la campaña próxima esta cooperativa, una de las referentes europeas en tomate, ya tiene unas expectativas que se sitúan en 113 hectáreas en cultivo de productos ecológicos. «Al principio el proceso fue lento», pero últimamente, matizó Vargas, «el ritmo se ha acelerado hasta el punto de que hay que estructurar la línea dentro de la cooperativa, porque vamos a crecer mucho en poco tiempo». En ecológico, explica el presidente de CASI, todos «vamos reaccionando», agricultores y comercializadoras. «No sabemos qué capacidad tendrá el consumidor de acelerar todo el volumen de productos frescos ecológicos que se están ofertando». Existe una demanda creciente, sobre todo en países de Centro Europa, como Alemania, y también en el mercado de los Países Bálticos. Los consumidores están dispuestos a pagar más ahora por este alimento, «un precio adecuado para su cultivo, por las características específicas en las que se desarrolla». Pero, la duda surge de cara al futuro, ya que «se está incrementando mucho el volumen de ecológico que se pone en el mercado, en general, y es aún incierta como asumirán los consumidores este producto en el futuro», comentó el presidente.

Al margen de la línea Bio, con la que hoy en día cuentan la mayor parte de las empresas hortofrutícolas de Almería, y que es objeto de CASI darle un impulso ante sus clientes en la presente edición de Fruit Logística, Vargas quiso destacar, en su conversación con IDEAL, que «Almería está produciendo cada vez más sano». El estándar de calidad de las frutas y hortalizas almerienses hoy «es muy elevado». Se está comercializando «un producto con muchas garantías desde el punto de vista sanitario».

Diversificación

El proyecto iniciado el pasado año con la incorporación de nuevos productos a su catálogo, tales como pimiento o berenjena, sigue su curso, «más lento de lo que esperábamos debido a los contratiempos institucionales». Hoy ya está todo solventado, pero «hemos perdido tiempo en un momento de la campaña que era crucial y eso nos ha impedido dar un salto más elevado esta misma campaña», dijo Vargas. No obstante, en CASI, al tratarse de una línea «nueva para nosotros», apuntó el presidente, «preferimos afrontar el proyecto con mucha cautela. Tenemos que aprender a trabajar con este producto y asociar con el producto a aquellos agricultores que tienen más experiencia con cada uno de ellos». El presidente está convencido de que CASI va a conseguir consolidar este proyecto.

La cooperativa no descarta nuevas iniciativas. Sin embargo, «para proponernos nuevos retos debemos consolidar los que ya tenemos en marcha, ya que no queremos defraudar a nadie», apostilló Vargas.

La campaña está transcurriendo «bien», en líneas generales. No obstante, en las últimas semanas la presión de los competidores se está notando en el precio, aseguró Vargas, quien espera que, en lo que resta se «vaya recuperando el terreno perdido», y los resultados se vayan acercando a los de la pasada, que en general, «fueron buenos», y permitió a esta cooperativa y a sus socios «respirar un poco tras varios años malos», valoró su presidente.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *