La agroindustria dispone de una línea de ayudas con 68,6 millones para su desarrollo

Una segunda orden de ayudas para la agroindustria dotada con un presupuesto de 68 millones de euros tendrá el sector a su disposición este 2018. Lo anunció esta semana la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, tras su publicación en el Boja. Este respaldo se suma al de 108 millones que la Administración habilitó durante 2017.

Esta iniciativa, que ofrecerá apoyo a la las inversiones en transformación, comercialización y desarrollo de productos agroalimentarios, responde, explicó Rodrigo Sánchez, consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, «al empeño de la Junta por poner el máximo de recursos posibles, y cuanto antes , al servicio de la modernización del tejido agroindustrial, para que crezca, gane competitividad, genere mayor valor añadido y, con ello, siga creando riqueza y empleo en nuestro medio rural».

La financiación de estos incentivos, que se enmarcan en el Programa de Desarrollo Rural es compartida entre Fondos Europeos (aportación de un 75%), y las administraciones autonómica (17,5%) y central (7,5%). La orden contempla tres líneas diferentes. La primera de ellas está dirigida a pequeñas y medianas empresas agroalimentarias, para la que se destina un presupuesto de 32,5 millones de euros.
La segunda línea de incentivos que se establece se ciñe a las grandes empresas. Para ellas se reservan 15,1 millones de euros del total. Finalmente, según la Administración regional, la tercera línea de ayudas es específica para el sector del olivar, con 21 millones de euros.

Entre otras acciones, con un límite de cinco millones de euros por cada proyecto de inversión, se incluyen «la modernización de canales de comercialización y procedimientos de manipulación y transformación, la presentación de los productos, la aplicación de nuevas tecnologías, la diversificación de producciones, la implantación de sistemas de gestión de calidad y la mejora de la trazabilidad y de la eficiencia energética, así como la reutilización y el aprovechamiento de subproductos», detallaron en la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, a través de un comunicado.
Se trata, según manifestó el titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, de favorecer «el aumento de la dimensión de las empresas, la diferenciación y comercialización de sus producciones, la sostenibilidad ambiental, la innovación en el sector, la calidad y la trazabilidad y la apertura a nuevos mercados y estrategias de comercialización».

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *