Regantes solicitan a la Junta que garantice que las ayudas del decreto estatal de sequía llegarán a toda Almería

La mayor parte de los regantes almerienses no recibirá ninguna de las ayudas previstas en el decreto estatal de sequía que está preparando el Gobierno, según se refleja en el borrador del Proyecto de Ley por el que se adoptan medidas urgentes para paliar los efectos producidos por la sequía en determinadas cuencas hidrográficas, que se encuentra ahora en el trámite parlamentario previo a su aprobación definitiva.

En principio, el decreto estatal de sequía solo contempla ayudas directas, bonificaciones fiscales y rebajas en el precio del agua desalada para los regantes de la demarcación hidrográfica del Segura, con el objetivo de paliar las pérdidas de producción sufridas en los cultivos por la falta de agua y compensar el esfuerzo económico realizado por los regantes del Trasvase Tajo-Segura para comprar recursos hídricos alternativos más caros, como las aguas desaladas y reutilizadas.

Además, el decreto estatal establece ayudas a todos los titulares de explotaciones agrarias “situadas en los ámbitos territoriales afectados por la sequía” en toda España, aunque no se especifican las zonas que podrán recibirlas. La delimitación geográfica de las zonas con derecho a ayuda se desarrollará por el Ministerio de Agricultura en una orden posterior a la aprobación del decreto estatal, en función del dictamen que emita cada comunidad autónoma expresando su deseo de ser incluida o no en el mapa estatal de las ayudas por la sequía.

Si la Junta de Andalucía no solicita al Ministerio de Agricultura que la comunidad autónoma andaluza se incluya en el mapa estatal de las ayudas por la sequía, solo los regantes almerienses de la comarca del Almanzora que tradicionalmente han recibido caudales del Trasvase Tajo-Segura y que pertenecen a la Confederación Hidrográfica del Segura (de competencia estatal) tendrán derecho a las ayudas estatales por la sequía. Esto supondría que la mayor parte del territorio provincial, perteneciente a la Cuenca Mediterránea Andaluza (de competencia autonómica) quedaría fuera de las ayudas estatales por la sequía.

Hay que garantizar que las ayudas estatales por la sequía queden vinculadas a Andalucía y, por tanto, que puedan beneficiarse de ellas todos los regantes almerienses. De lo contrario, la Junta estará permitiendo que haya importantes agravios comparativos entre regantes almerienses y que solo una minoría de nosotros se beneficie de la rebaja en el precio del agua desalada”, explica el portavoz de la Mesa del Agua de Almería, José Antonio Fernández.

Inyección económica

El proyecto de ley de medidas urgentes para paliar la sequía no solo contempla ayudas directas para los titulares de las explotaciones agrarias afectadas, exenciones de Seguridad Social y del IBI, bonificaciones fiscales y anticipos a coste cero de las ayudas de la PAC. Además, está prevista una dotación especial de 300 millones de euros para el Plan de Seguros Agrarios Combinados, una línea de préstamos ICO por importe global de 1.000 millones de euros y un Fondo Extraordinario de lucha contra la sequía con una dotación de 1.000 millones de euros el primer año. Todo ello se complementa con la puesta en marcha de un Plan Nacional de Reutilización de Aguas y la creación de bancos públicos de agua en las cuencas hidrográficas.

Si la Junta no se pronuncia para reclamar que las ayudas estatales lleguen a toda la provincia de Almería, nuestros representantes políticos tendrán el dudoso mérito de aprobar la existencia de tres sequías diferentes en la provincia, en función de si las competencias en materia de agua son de Sevilla o de Madrid y dependiendo de si un regante almeriense pertenece a la Confederación Hidrográfica del Segura, a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir o a la Cuenca Mediterránea Andaluza”, añade Fernández Maldonado. “No podemos consentir que la dispersión de competencias genere tratos de favor a unos regantes sobre otros en el mismo territorio, se necesita una visión global del problema y anteponer el interés general de los afectados por la sequía aplicando el sentido común y entendiendo que la sequía no entiende de límites territoriales”, añade el portavoz de la Mesa del Agua de Almería.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *