Los precios de las frutas y hortalizas se recuperan en la segunda semana de enero

Las cotizaciones en el campo terminaron el año por debajo de las expectativas de los productores, en una época, además, de la que siempre se espera un incremento del valor al que se venden las frutas y verduras almerienses. Esta tendencia se mantuvo durante la primera semana del año, disminuyendo más los precios de los productos en origen.
En la segunda semana del año todo indica, dadas las cotizaciones que marcaron las pizarras de las principales subastas almerienses el pasado sábado, los valores de los productos hortofrutícolas de la provincia repuntan, a excepción del tomate que se mantiene en los mismos precios en prácticamente la totalidad de sus tipos.

Las variaciones más relevantes se registraron en calabacín, berenjena y pepino. En el caso del primero, en las última semana de diciembre, y sobre todo en la primera de enero, su precio cayó hasta situarse por debajo de los 0,40 euros por kilogramo. En comparación con el año anterior, su valor llegó a disminuir por encima de los 1,40 euros, ya que entonces se situó en 1,79 euros de media el kilogramo, según los datos recogidos en el último informe sobre Hortícolas Protegidos publicado por el Observatorio de Precios y Mercados de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. Al cierre de la segunda semana, los calabacines se vendieron, en el caso de los finos, a un precio medio de 1,30 euros, ganando en tan solo una semana algo más de 0,90 euros por kilogramo.

El pepino también está mejorando su cotización. La pasada semana finalizó, en el caso del pepino largo, el que más se cultiva en el campo almeriense por esta época, a 0,80 euros el kilogramo, aproximadamente, un valor que duplica a la media marcada en la anterior, según los datos de la Junta de Andalucía, que son tomados de las comercializadoras hortofrutícolas, ya que comenzó con 0,40 euros de media en la primera semana de enero, un precio que si se compara con el obtenido al inicio de 2017 también representa la mitad. En el caso del pepino, al igual que el calabacín, sus cotizaciones al inicio de año fueron las peores del último trienio.

La subida de la berenjena, a pesar de ser un producto con el que Almería manda en el mercado europeo en estos momentos, es menor. No obstante, en la última semana ganó de media 0,20 euros por kilogramo en el caso de la rayada, y se colocó en 1,10 euros, aproximadamente;aunque la berenjena larga, la que se encuentra en todos los lineales, si que duplica su valor y supera los 0,90 euros. Cabe destacar que hace un año, la berenjena se vendió en Almería, debido a la caída de la producción como consecuencia de las adversidades climatológicas, por encima de los tres euros, una vez mediado el primer mes del año, pero pronto cayó por debajo del euro por kilogramo.

Esta tendencia al alza, se explica atendiendo a criterios de oferta y demanda. El descenso de las temperaturas está reduciendo la cantidad de producto que los agricultores ponen en el mercado. A ello, según exponen desde el Observatorio de Precios y Mercados de la Junta, tras consultar a expertos en el comercio hortofrutícola, se suma en esta segunda semana del año un incremento de la demanda de este tipo de productos, y por tanto, su valor va en aumento.

En cuanto a los principales productos (por cantidad) que se cultivan en Almería, tales como el tomate y el pimiento, cabe destacar al segundo, en cuanto a cotizaciones, ya que el primero se mantiene estable en las últimas semanas.

Los pimientos California registran un repunte respecto a la primera semana del año. El que más se revaloriza es el rojo, que de 0,80 euros pasa a superar el euro por kilogramo. El amarillo pro su parte se eleva por encima de 1,40 euros, sumando algo más de 01,0 euros en la última semana. Una subida similar al amarillo registró el California verde que terminó la semana pasada rondando los 0,80 euros. También con repuntes, pero más ligeros, finalizaron la semana tanto el pimiento italiano como el lamuyo.

En tomate, se vende a precios superiores a los de hace dos campañas. Sin embargo, ahora mismo disminuyen las cotizaciones en relación a las que se obtuvieron, en los distintos tipos de este producto, durante la pasada campaña, tanto al final del pasado año como en las primeras semanas del presente. Entre los que más se manifiestan en la veta, como el larga vida, el rama o el pera, sus cotizaciones varían entre 0,45 y 0,75 euros por kilo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *