El sector horticola de Almería y su industria auxiliar facturan 5.000 millones de euros

Se acerca el último día del año y llega la hora de hacer balance de lo ocurrido durante todo el ejercicio. Eso es lo que hizo ayer el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, José Manuel Ortiz, acompañado por los representantes de todo el equipo de la Delegación, entre los que se encontraban, entre otros, José Antonio Aliaga, secretario general provincial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Antonio Mena, encargado del ámbito que marca el desarrollo rural, y Salvador Parra, director del Centro Ifapa La Mojonera.

«El balance que hacemos de este año 2017 es muy positivo», manifestó Ortiz, alegando para ello las cifras que ha arrojado el sector agrario y pesquero, siendo un ejercicio en el que acompañaron los precios en el ámbito de la comercialización, sobre todo en referencia a las frutas y hortalizas, principal baza de la actividad económica agrícola de la provincia. No obstante, el año generó ciertas preocupaciones. La más importante la que se vive en torno al agua, con un déficit hídrico alarmante derivado de la sequía y la falta de infraestructuras para garantizar el agua para el regadío en toda la provincia. Pero también genera cierta incertidumbre el retroceso experimentado en l superficie en la que se aplica control biológico contra las plagas, principalmente por la reducción de las hectáreas en el cultivo de tomate.

Retomando el papel en el que figuran las cifras acumuladas durante 2017 en el sector agrario, el delegado territorial hizo alusión al valor que genera la actividad en el sector hortofrutícola con más de 3.154 millones de euros durante el global de la pasada campaña 2016-2017. Una cantidad que sumada a la registrada en su facturación por la industria auxiliar de la agricultura -estrechamente ligada a la actividad hortofrutícola- con más de 1.800 millones de euros, los números se disparan por encima de 5.000 millones de euros, en total. Estas cantidades hablan por sí mismas de la relevancia que tiene la horticultura y su industria en el conjunto de la economía almeriense, generando riqueza y empleo.

En el balance realizado el delegado territorial de Agricultura valoró en general el comportamiento de la campaña pasada, pero ofreció detalles de todas las iniciativas impulsadas y también gestionadas por la Administración andaluza que revierten en el beneficio de la comunidad agraria y pesquera, tanto en el ámbito de Andalucía, como en la provincia almeriense.
En el apartado de datos que inciden directamente en Almería, José Manuel Ortiz valoró al alza la repercusión que tienen las ayudas vinculadas a los Programas Operativos que implementan las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas. No en vano, la mayor cuantía aprobada para Andalucía en este marco y para estas figuras corresponde a las entidades almeriense. Sobre los fondos operativos de 2016, ejecutados el presente año, ya se procedió a abonar las ayudas a 31 de las 36 OPFHs que fueron reconocidas. En los expedientes de cuatro de ellas se detectaron incidencias, que se están resolviendo en estos momentos, y a una de ellas se le retiró el reconocimiento. La cuantía total supera los 45 millones de euros, para un inversión de más de 98,5 millones de euros.

Para el programa correspondiente a 2018, «se espera una ayuda a recibir por parte de las OPFHs de Almería superior a los 62 millones de euros», a razón de los programas presentados para dicho ejercicio, según destacó José Manuel Ortiz.

El modelo OPFH que comercializa en alhóndigas «ya comienza a materializarse». No en vano, el consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez, entregó la resolución de reconocimiento a al primer grupo de agricultores de la provincia, y de España, que han dado el paso. En este sentido, dijo Ortiz, «estamos trabajando para que pronto sean más los productores que se decidan a agruparse» y de esta forma, sean más los productores que se beneficien de las ayudas correspondientes a los Programas Operativos.

En el apartado de ayudas directas procedentes de la Política Agraria Común (PAC), en Almería se abonaron ya 17,2 millones de euros a 5.292 beneficiarios, que representan el 81% del total, ya que se registran 6.496 expedientes.

La resolución de ayudas a pymes agroalimentarias para acometer mejoras en sus procesos favoreció a 15 entidades almerienses que, en su conjunto presentaron proyectos que contemplan una inversión superior a 11,7 millones de euros, y que, por tanto, reciben 5,86 millones de euros en ayudas. En total, en Andalucía se aprobaron 113 proyectos de modernización, con una inversión de 100 millones de euros y un apoyo económico de 45 millones de euros. Esta línea se enmarca en el Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020.

Jóvenes Agricultores

El delegado territorial de Agricultura explicó el estado en el que se encuentran los expedientes correspondientes a las ayudas solicitadas en la línea de instalación de jóvenes agricultores. Sobre la convocatoria de 2015, Ortiz detalló que ya se abonó el primer pago a 162 expedientes, de los 208 que resultaron favorables, con un montante económico de 4,93 millones de euros. «En estos días se está tramitando el segundo pago correspondiente a un 25% más de ayuda», aseguró Ortiz.
En relación a la última convocatoria, la de 2016, resultaron favorables 140 expedientes de las 270 solicitudes tramitadas en Almería.

Otro de los apoyos a los que hizo referencia el delegado de Agricultura fue al ejecutado para el arreglo de caminos rurales que se vieron dañados en el municipio de Adra y El Ejido por las inclemencias meteorológicas. En este caso particular, Ortiz detalló que se concedieron «al Ayuntamiento de Adra, para el arreglo de 8 caminos, una subvención de 223.556 euros» y al Ayuntamiento de El Ejido, para 9 caminos, «un ayuda de 445.844 euros».

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *