La subida del nivel del acuífero superior inunda algunos invernaderos en Matagorda

Algunos agricultores de Matagorda, núcleo de El Ejido, que tienen sus invernaderos en la zona denominada la Cañada de Onáyar, están padeciendo los efectos de la subida del nivel del acuífero superior en sus propias explotaciones, y reaccionando de distintas formas para adaptar su finca a unas condiciones óptimas para poder mantener activo el cultivo de frutas y hortalizas.

El agua aflora en el interior del invernadero en algunos casos. Eso hace que algunos agricultores hayan optado por utilizar bloques para elevar su área de plantación, y por tanto están utilizando hidropónico para producir. Sin embargo, «el agua está presente en el suelo del invernadero, con la humedad que eso genera en la finca, a pesar de que los agricultores están pudiendo sacar el cultivo adelante y obtener un producto de calidad», manifestó Góngora, quien comprobó in situ cómo tienen que trabajar los afectados que incluso tienen que utilizar botas de agua para poder acceder a los líneos más afectados.

Otros, en cambio, «que tenían el invernadero más viejo y construyeron una nueva estructura tuvieron en cuenta la situación y elevaron hasta incluso más de un metro la nueva construcción para evitar que les afectase esta subida del nivel del acuífero superior», explicó Andrés Góngora, secretario provincial de Coag Almería
No es un problema que estén padeciendo recientemente, sino que viene de lejos, apuntó el dirigente agrario. Lo que ocurre es que, «el paso del tiempo está agravando la situación y cada vez son más los agricultores que se ven afectados». En estos momentos ronda la quincena de profesionales que contabilizan este problema en sus explotaciones bajo abrigo.

De persistir esta situación, indicó Góngora, aflorarán más afectados y todos ellos tendrán serias dificultades para poder desarrollar con normalidad el cultivo en su invernadero. Por ello, Coag se reunió con los productores que se encuentran con esta misma circunstancia, y dio la voz de alarma para tratar de que las administraciones competentes tomen cartas en el asunto y actúen para solucionar un problema, que se asemeja, como destacó el secretario provincial de Coag, «al que existe en la zona de Las Norias de Daza, con la Balsa del Sapo».

Coag Almería ya inició contactos con las diferentes administraciones públicas (Ayuntamiento de El Ejido y las delegaciones territoriales de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía) para trasladarles esta problemática que tiende a ir a más y que está haciendo peligrar las explotaciones agrícolas de esta zona al objeto de barajar y estudiar cómo afrontar esta situación.

Una de las medidas que se apuntan desde Coag Almería es el aprovechamiento del agua del acuífero superior que está afectando en esta zona. «Todo indica que este agua es buena para poder utilizarla en el riego», señaló Andrés Góngora. Así, desde la organización agraria esperan que se active el estudio correspondiente y que, con la sequía que existe y la falta de recursos hídricos que tiene la provincia, se pueda encauzar para utilizarla en la agricultura.

Un problema añadido

Además de peligrar los cultivos, «hay un problema añadido con la subida del nivel del acuífero superior», dijo Góngora. Y es que, «en caso de fuertes lluvias puede haber grandes inundaciones que afecten a la zona donde se ubica la población». De hecho, cuando llueve se forman grandes avenidas de agua en la zona.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *