La primera OPFH nacional con agricultores que venden en alhóndigas es de Almería

Se consuma la petición histórica defendida por la Federación de Empresarios Hortofrutícolas (Ecohal) con la constitución en Organización de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) del primer grupo de agricultores que venden sus productos a través de alhóndigas. Es la primera entidad nacional de estas características, tal y como resaltó ayer el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez, durante el acto en el que hizo entrega al presidente de la nueva entidad (Sociedad Cooperativa Andaluza AFE), Pedro Mena, de la resolución de reconocimiento como OPFH.

Esta es la primera iniciativa puesta en marcha, después de que la Junta de Andalucía impulsara, el pasado año, la normativa que permitía la creación de este tipo de figuras jurídicas, acorde a lo permitido en la normativa europea (con el cambio al respecto introducido en 2015) y la legislación española. Esa modificación que se llevó a cabo en el ámbito europeo, «permite a los agricultores que venden a través de la alhóndiga constituirse como OPFH, de forma jurídica independiente a la empresa que subasta», matizó Sánchez, sin que ello afecte a la relación que se establece mediante estas operaciones comerciales.

Sociedad Cooperativa Andaluza inicia su actividad como Organización de Productores de Frutas y Hortalizas integrada por 131 agricultores. En total, según apuntó el consejero de Agricultura, factura alrededor de 18 millones de euros.

Actualmente el 50% de los productores hortofrutícolas están integrados, en el territorio andaluz, en OPFH. El resto de la producción se canaliza al mercado de diferentes formas, siendo la predominante la venta a través de subasta. Esta figura jurídica, la Organización de Productores, es la figura jurídica establecida en la Unión Europea para favorecer la concentración de la oferta. Cuenta, como destacó el consejero de Agricultura, con la oportunidad de establecer unos planes de inversión -Programas Operativos- con ayudas del 50% procedentes de fondos europeos. Estos incentivos son directos a quienes cumplen los requisitos y pueden ser como máximo del 4,1% de todo el valor de la producción comercializada por la organización.

En Andalucía, si todos los productores estuvieran integrados en OPFH, «llegarían 110 millones de euros más, incentivos que además movilizarían una inversión privada equivalente por parte de los productores», matizó Rodrigo Sánchez, quien incidió en la importancia del reconocimiento de esta primera OPFH con agricultores que venden en alhóndigas dado que, abre la posibilidad de que lleguen más fondos. Por ello, animó a sus integrantes a hacer buen uso de ellos con el fin de mejorar la comercialización de sus frutas y hortalizas.

Así, Rodrigo Sánchez entiende, tal y como lo manifestó, que es el «pistoletazo de salida» y espera que se sucedan más iniciativas de este tipo. No en vano, «vamos a propiciar que estos productores sigan los pasos de AFE». Desde la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, «creemos que es un proyecto con futuro que esperamos fortalezca al sector hortofrutícola almeriense y andaluz», apostilló Sánchez.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *