España consigue buenos resultados en el reparto de cuotas pesqueras para 2018

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha valorado positivamente los resultados obtenidos por España en las negociaciones para el reparto de totales admisibles de capturas (TAC) y cuotas para el año 2018, alcanzado por los Ministros de Pesca de la Unión Europea, reunidos en Bruselas.

Así, gracias al rigor que ha mostrado la Administración española en las negociaciones, sumado al ejercicio responsable de nuestra flota y los informes científicos y socioeconómicos aportados, se han logrado mejoras sustanciales con respecto a las duras propuestas iniciales de la Comisión, para las especies de especial interés pesquero para España.

De esta forma, se ha conseguido el mantenimiento de la cuota de boquerón del Golfo de Cádiz, lo que dará estabilidad a una flota altamente dependiente de este stock.

Con respecto a la anchoa del Golfo de Vizcaya, los pescadores del Cantábrico dispondrán de idéntica cuota que en 2017, lo que refleja la plena recuperación de este stock.

Además, las posibilidades de pesca del jurel del oeste suben un 21%, tanto en aguas del norte (Gran Sol) como en el Cantábrico, lo que permite su plena explotación bajo rendimiento máximo sostenible. Gracias a este incremento, la pesquería de jurel en su conjunto se ha mantenido, a pesar de la bajada del 24% del jurel sur, para adecuarlo al rendimiento máximo sostenible. Además, España ha conseguido que se pueda aumentar la flexibilidad entre zonas del 5% al 15%, a expensas del informe del ICES (Consejo Internacional para la Explotación del Mar), con lo que ambos stocks quedarían compensados.

Mientras, el stock de merluza norte desciende un 7%, en línea con el consejo de ICES, en contra de la propuesta inicial de la Comisión que situaba ese descenso en el 30%.

En relación a la merluza sur, España ha conseguido que la Comisión retrase la consecución del rendimiento máximo sostenible a 2019. Ello implica una reducción del 12%, frente a la propuesta de bajada del 30% presentada por la Comisión.

De igual forma, se ha conseguido mantener las cuotas de los rapes y gallos del norte, frente a las propuestas iniciales de recorte. También se mantiene la cuota de rape sur, mientras que sube un 20% la de gallo sur.

Por otra parte, destaca el incremento del 15% de la cuota de rayas, que permitirá una mejor gestión de la actividad de esta pesquería complementaria para numerosos barcos, en especial, para la flota artesanal en el Cantábrico noroeste. Otra de las especies que también mantiene su cuota son los abadejos.

En cuanto a la cigala del Golfo de Cádiz, además de conseguirse una subida del 15% del TAC, se han construido las bases para una futura gestión por unidades funcionales, de acuerdo a las recomendaciones científicas. Asimismo, para la cigala del Cantábrico, se ha logrado que ICES revise su propuesta para poder reabrir la pesquería con fines científicos, mediante campañas con barcos comerciales.

Por último, las medidas de emergencia propuestas para la gestión de la anguila se han materializado únicamente en un cierre temporal de la pesquería, que no afectará a la actividad en España.

Con estos resultados, España acredita su compromiso con los pilares ambiental, social y económico de la sostenibilidad en la Política Pesquera Común.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *