España busca apoyos en las negociaciones de las cuotas de pesca

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, mantuvo ayer reuniones bilaterales con las delegaciones de Alemania, Reino Unido y Francia de cara a las negociaciones de las posibilidades de pesca para 2018, que se extenderán hasta esta tarde e incluso de madrugada.

Los responsables de Pesca de los Veintiocho han mantenido un primer intercambio de opiniones sobre la propuesta de Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas que la Comisión Europea presentó a principios de noviembre y que “dista un poco” de los objetivos de España, según ha explicado la ministra a su llegada a la reunión.

Así, la delegación española ha mantenido contactos con sus homólogos alemanes, británicos y franceses de cara a las negociaciones que continuarán este martes. La ministra también ha mantenido un encuentro con el ministro irlandés de Agricultura y Pesca, Michael Creed, más centrada en las consecuencias del Brexit sobre la pesca comunitaria.

En los márgenes del encuentro también se ha reunido con las autoridades portuguesas y con la Comisión Europea para debatir el plan conjunto de gestión para la sardina.

“Intensa jornada de reuniones en Bruselas. Isabel García Tejerina explica la postura de España sobre las cuotas pesqueras a sus homólogos de Francia, Reino Unido”, ha escrito el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en Twitter.

En declaraciones a los medios,la titular de Pesca del Gobierno ha asegurado que preocupa “de manera importante” el recorte del 30% planteado para la merluza sur, una población para la que España pide extender un año el plazo para alcanzar el RMS.

GarcíaTejerina también ha puesto el énfasis en el jurel y la anchoa o boquerón capturados en aguas frente a la costa portuguesa y en el Golfo de Cádiz. “Quizá es donde debamos centrar una mejora más sustancial de la propuesta planteada por parte de la Comisión”, ha manifestado. Otras especies que preocupan son la merluza norte, el gallo y el rape de aguas del norte.

En cualquier caso, ha abogado por perseguir el equilibrio entre la conservación de los recursos pesqueros y los objetivos socioeconómicos en el reparto final de las posibilidades de pesca para la flota comunitaria para 2018.

“De manera general, España siempre defiende los objetivos medioambientales, pero solamente serán factibles si los hacemos compatibles con los objetivos socioeconómicos”, ha expresado.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *