Coag: «El Impuesto de la Renta dificulta al agricultor donar su explotación a sus hijos»

«Los agricultores profesionales que quieren que sus hijos continúen con la actividad agraria se están encontrando con un grave escollo y es que el productor tiene que declarar este acto en la Renta como una ganancia patrimonial. En Coag nos estamos encontrando con casos en los que de materializarse este acto, por ejemplo, el agricultor que tenga dos hectáreas tendría que pagar a Hacienda entre 50 y 60.000 euros en el Impuesto sobre la Renta del ejercicio en el que se realiza. Esta situación que nos parece intolerable teniendo en cuenta que el productor en este caso no percibe ningún beneficio económico y que, por el contrario, lo que hace es facilitar la incorporación al sector de un joven que a su vez generará puestos de trabajo», explicó Andrés Góngora, secretario provincial de Coag Almería que se reunió, acompañado por Antonio Moreno, secretario de organización, y Jesús Navarro, responsable de los servicios jurídicos de Coag Almería, con la parlamentaria andaluza de Ciudadanos, Marta Bosquet y el diputado nacional de la misma formación política, Diego Clemente.

La organización agraria solicitó a los representantes de Ciudadanos que trasladen a los Ministerios de Agricultura y Hacienda este grave perjuicio que se está produciendo y que está impidiendo a los agricultores ceder su actividad a un familiar. Esta situación está provocada, según aseguró Góngora, porque para Hacienda «el agricultor tiene una ganancia patrimonial que se genera, supuestamente, por la diferencia entre el valor de adquisición de la finca y el valor que se le otorga a la donación. El problema es que nos encontramos con explotaciones agrícolas que fueron adquiridas hace décadas con valores muy bajos en comparación con el precio que tendrían en la actualidad por lo que la ganancia patrimonial a la que se acoge Hacienda, no es real».

Por su parte, los representantes de Ciudadanos acordaron, según informó la organización agraria, dar traslado de la petición de Coag al Gobierno central que es a quien compete regular el perjuicio que están sufriendo los agricultores profesionales. «Defendemos la agricultura profesionalizada y teniendo en cuenta que las ayudas llegan con cuentagotas a este sector no tiene ningún sentido que Hacienda penalice la donación entre vivos cuando la finalidad es la incorporación de otra persona a la actividad agraria. Castigar de esta forma al agricultor está provocando que no se produzcan donaciones por el alto tributo que a posteriori tiene que desembolsar el productor», concluyó Andrés Góngora quien espera que se subsane esta situación.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *