UPA : «La burbuja en la producción de almendra ya ha explotado»

«Cada día que pasa el valor de la almendra se reduce en 0,10 euros por kilogramo», detalló a este periódico Francisca Iglesias, secretaria general de UPA Almería. En estos momentos el precio de este fruto seco se encuentra para los productores en algo menos de cuatro euros por kilogramo, señaló la responsable provincial de esta organización agraria. En la misma época del pasado año, «el kilo de pepita de almendra más común se pagaba en origen por encima de los diez euros», recordó. De una campaña a otra, por tanto, la cotización de este fruto seco se ha reducido en más de la mitad.

Francisca Iglesia entiende, y así lo manifestó, que «la burbuja creada entorno a la producción de almendra ya ha explotado» y no da más de sí». Este símil, que la dirigente agraria hace tomando como referencia el negocio de la construcción y lo sucedido hace unos años, tiene como punto de partida, según manifestó la secretaria general de UPA Almería, en la visión rentable de este cultivo y la apuesta masiva por la proyección de nuevas plantaciones de almendra, tanto en este país, como en otros, principalmente en Estados Unidos.

Las causas de esta depreciación de la almendra, en el último año, según la organización agraria, responden a una «sobre oferta mundial», derivada por un lado, «de la recuperación productiva de Estados Unidos, mayor oferente mundial de almendra común- y un incremento de la superficie dedicada al cultivo de almendra en las zonas referentes, tanto en la provincia de Almería, como en otros puntos de la geografía española». A ello, se suma que las condiciones meteorológicas para la actual campaña han favorecido al incremento de la producción, que retoma los volúmenes alcanzados hace un lustro, cuando «se daban campañas consideradas como normales en Almería», dijo Iglesias.

Según explicó la secretaria general de UPA Almería, los productores estadounidenses permanecieron dos campañas «bajo mínimos», debido «a problemas que le llevaron a arrancar sus plantaciones, y también la situación de sequía que han venido sufriendo». Todo ello, aseguró la dirigente de UPA, «hizo que en las dos anteriores campañas, unido a la escasez de la oferta nacional -también almeriense- el valor de la almendra se multiplicase por dos y por tres».
Esta campaña, cuya recolección está finalizada en muchas de las zonas de producción almerienses, y en las que restan se encuentra en su recta final, se alcanzarán los 39 millones de kilogramos de almendra, según la información que baraja UPA Almería. Esta cantidad dista de los alrededor de 9 millones de kilos que se alcanzaron la pasada campaña, después de dos años cayendo.

Calidad frente a los competidores

En la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Almería tienen claro que la supervivencia del sector productor de almendra de la provincia pasa por la diferenciación frente al resto de oferta, tanto nacional como internacional. La capacidad productiva de los competidores «es infinitamente superior a la nuestra en variedades de almendra más comunes», aseveró Francisca Iglesias, secretaria general de UPA Almería. Sin embargo, una de las bazas con las «que podemos jugar en esta tierra, y así lo estamos haciendo, es apostar por variedades de mayor calidad, más apreciadas en el mercado; así como por cultivar nuestras plantaciones mediante técnicas ecológicas que, aunque generen un menor volumen de producto, el que se obtiene se paga más por parte de los compradores».

Almería es un referente en Andalucía en producción ecológica de almendra y en UPA animan por un lado a los productores para que sigan apostando por ello, y a la administraciones públicas a incentivar este cultivo apoyando a los agricultores.

Francisca Iglesias explicó a IDEAL que la mayor parte de los cultivos almerienses se encuentran en zonas de secano, que dependen de las precipitaciones que se producen. Sin embargo, Estados Unidos o las nuevas producciones de almendra en el Valle del Guadalquivir, entre otros competidores, la almendra se genera en cultivos en regadío, lo que favorece «notablemente» el volumen de su oferta. «Mientras que por hectárea en Almería se obtienen de media 400 kilos de almendra, en Estados Unidos alcanzan los 2.000 kilos».

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *