La próxima semana los agricultores del Bajo Andarax podrán hacer uso del agua procedente de la desaladora de la capital

El primer teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Almería, Miguel Ángel Castellón, ha insistido hoy en que “Almería y su agricultura deben apostar por la reutilización del agua para el riego de los cultivos” al tiempo que se ha mostrado dispuesto a “llegar a un acuerdo para un tratamiento terciario del agua”.

Castellón ha adelantado hoy que “los agricultores almerienses dispondrán de agua procedente de la desaladora, previsiblemente, la próxima semana”, resolviendo con ello el problema “causado por la Junta de Andalucía tras decretar ésta el corte del suministro de agua reutilizable procedente de la depuradora”, decisión que “obedece a la falta de planificación y tramitación por parte de la Junta en la concesión del uso de este agua, provocando con ello un serio problema al campo almeriense”.

El edil popular ha reconocido que la solución del agua desalada “no es más que un parche”, por lo que ha abogado por “apostar por la reutilización. En el Consejo Municipal Agrario previsto para el mes de septiembre el Ayuntamiento va a defender esta opción. Creemos que una provincia con un déficit de agua como el que tiene hoy Almería, tiene que apostar por la reutilización y no dejar que se tiren al mar 14 hectómetros cúbicos de agua al año”.

Así lo ha expuesto el primer teniente alcalde después de que la Junta de Gobierno Local haya aprobado, hoy, dar cuenta de la resolución emitida por la Dirección General de Planificación y Gestión del Dominio Público Hidráulico, autorizando la utilización para riego de agua desalada procedente de la desaladora en un volumen de 5,11 hectómetros de agua al año.

En este sentido ha recordado “la diligencia” con la que el Ayuntamiento viene actuando para resolver un problema que la Junta de Andalucía ha creado a los agricultores “cerrando el grifo del agua reutilizada”, recordando que la autorización de uso de agua desalada, además de ser más cara, tiene un periodo máximo de dos años. “O hay otra alternativa al agua desalada o habrá que cerrar los invernaderos. Y la alternativa, a juicio del Ayuntamiento, está en el agua regenerada, que además pondría al campo almeriense a la vanguardia del uso sostenible del agua estableciendo un ciclo integral del agua”, ha explicado Castellón.

Al mismo tiempo el edil popular ha reconocido “un principio de acuerdo con los regantes sobre el precio del agua, pendiente de concretar en los próximos días. Con ello no solo se permite el uso del agua desalada para el riego. También hacerlo a un precio razonable que, en principio, se situaría por debajo del precio de 0,61 euros, importe en el que actualmente se establece el coste del precio de agua desalada para consumo ciudadano”.

Agua desalada IPC

También la Junta de Gobierno Local ha aprobado el nuevo régimen de tarifas para el ejercicio 2017 y de la revisión de precios, de acuerdo con el IPC, de la concesión administrativa de obras públicas relativo a la redacción del proyecto, construcción y posterior explotación de la planta desaladora de agua de mar para abastecimiento de agua potable, fijando el precio del metro cúbico en 0,623 euros, frente al importe de 0,6149 euros del ejercicio anterior.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *