UPA exige al presidente de ‘Cuatro Vegas’ que mire por el interés de los agricultores

La Unión de Pequeños Agricultores, a través de una carta firmada por su secretaria general en Almería, Francisca Iglesias, se dirigió al presidente de la Comunidad de Regantes Las Cuatro Vegas de Almería, José Antonio Pérez, para pedirle que cese en sus «intentos de dilatar la situación», y apostar por las medidas viables que tiene ahora sobre la mesa para que el agua llegue «ya» a los productores, ya que estos la necesitan urgentemente para poder planificar la próxima campaña hortofrutícola.

Esta exigencia UPA la hace extensible a «a todos los responsables que han hecho posible que la pesadilla de miles de regantes se haga realidad», según se expone en la carta.

Para la secretaria general de la Unión de Pequeños Agricultores de Almería, tal y como expone en el escrito, «es una irresponsabilidad jugar con la desesperación de las personas, llevar a los agricultores a una situación extrema con el único objetivo de lograr aquello que no se ha obtenido mediante la tramitación diligente de un procedimiento complejo, pero reglado y ajustado a derecho».

Francisca Iglesias, en la misiva enviada a la dirección de la comunidad de regantes, acusa a José Antonio Pérez de utilizar a los agricultores como «escudos humanos», ya que a su juicio, «es evidente que los agricultores de Las Cuatro Vegas de Almería no tienen agua porque existe una dirección que lleva apostando muchos años contra el sentido común, convencida de que podía repartir el agua que quisieran, sin importar su calidad ni las mínimas exigencias legales para la concesión de un bien de dominio público. Y para más comodidad, esta apuesta la han mantenido con el dinero e intereses de los agricultores», manifestó Iglesias.

Para esta organización agraria no cabe en cabeza que se haya dilatado una década, sin concluir, «un expediente de concesión de agua». Ante esto, Iglesias manifestó que «en este tiempo no se ha trabajado junto con la Administración publica correspondiente para dar una solución al mayor problema que puede tener un agricultor, la falta de agua».

«Debería sonrojar que en el pasado se propusieran desde la dirección de esta comunidad determinadas inversiones que hubieran facilitado la necesaria concesión y que hayan estado incumplidas durante años, dando como resultado la ausencia de unos derechos mínimos para el uso de aguas regeneradas y la imposibilidad de poder contar con otros recursos alternativos», afirmó la secretaria general de UPA Almería.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores hacen un llamamiento también a la necesidad de ofrecer un agua de calidad para producir frutas y verduras. «Todavía hay quien se enfada porque podamos solicitar que esta comunidad de regantes facilite un suministro de agua de calidad a todos los agricultores de su ámbito de actuación. Insistimos en la petición, y además que sea desde hoy mismo, porque mañana llegamos tarde», manifestó Iglesias en la carta dirigida a Pérez.

Esta organización exige transparencia a la dirección, así como «datos reales sobre inversiones necesarias a corto plazo, coste de las mismas y precio del agua en atención a su origen». Que «todo ello sea de público conocimiento para que no sigamos con los rumores que tanto facilitan la perversión en organizaciones que deberían regirse por principios democráticos», dijo Iglesias.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *