La producción ecológica bajo abrigo se extiende ya en más de 2.000 hectáreas

En apenas un lustro la superficie invernada que se dedica en Almería a la producción de frutas y verduras ecológicas se ha multiplicado. Los últimos datos ponen de manifiesto que son ya 2.010 hectáreas las que se dedican a esta especialidad agrícola desarrollada bajo abrigo en territorio almeriense. Y es que, la superficie de cultivos hortícolas bajo plástico aumentó un 44% en cinco años pasando de las 892 hectáreas a superar las  2.000 el año pasado.

Estos datos los reveló ayer el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, José Manuel Ortiz, en el marco de las Jornadas Alimentación Saludable organizadas por Keops Agro y Ecovalia, en donde se analizaron cómo afectan los factores externos y la alimentación a la salud humana  y vegetal, y cómo actuar para estar sanos y contar con cultivos saludables.

Sobre la información vinculada a la actividad ecológica agraria almeriense, el delegado de Agricultura también se refirió al incremento registrado en el número de operadores (agricultores, ganaderos, industrias, etcétera), y a la importancia almeriense en el contexto general andaluz. No en vano Almería es la provincia con mayor número de operadores, con 2.969 (un 28% más que en el 2015). El 21% de los operadores andaluces están en Almería. Además, la producción ecológica en Almería contó con más de 48.000 hectáreas el año pasado, un 12% más que en 2015.

En el apartado  de empresas ecológicas con el que cuenta la provincia, José Manuel Ortiz comentó que son un total de 224, lo que supone un 17% más que en 2015 que «representan el cerca del 13% del total de actividades industriales ecológicas de Andalucía», concretó el delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo rural. De estas, destacan el envasado y manipulado de hortalizas, con 108 centros (9% más que en 2015).  Cabe destacar, a juicio de la Junta, que «Almería concentra el 30% de los centros de envasado y manipulado de hortalizas de Andalucía y 18 centros de manipulación y envasado de frutos secos, el 23% de los andaluces».

Ortiz insistió en que «las verduras y frutas frescas que se producen en nuestro campo son seguras y saludables, como así como lo demuestran varios estudios realizados por la Universidad de Almería».

El delegado expuso la línea que sigue la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural con el fin de impulsar la actividad y también el consumo de productos ecológicos. Además, de las iniciativas que encabezan para salvaguardar el buen desarrollo de la producción ecológica. En ese sentido, Ortiz precisó que la Junta realiza diferentes planes «para asegurar que los productos agrarios ecológicos estén dentro de los cánones que se establecen en las normativas, tanto autonómicas como nacionales y europeas en cuanto a límites máximos de residuos de materias activas, limpieza del campo, controles, etcétera».

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *