Agua y regadío serán centro de una mesa de interlocución impulsada por la Junta

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural y la de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio impulsarán un foro de diálogo con el sector para tratar de gestionar las necesidades de los productores en materia de agua para el regadío.

Lo anunciaron el pasado sábado los titulares de ambos departamentos del Gobierno andaluz: José Fiscal, consejero de Medio Ambiente; y Rodrigo Sánchez, consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, en su participación en el acto posterior a la asamblea general de la Comunidad de Usuarios de Aguas de Níjar (Cunc).

Esta fue la primera toma de contacto que tuvo el recién nombrado consejero de Agricultura, quien además de anunciar esa mesa de interlocución, que viene a ser línea continuista del trabajo desarrollado por la anterior consejera Carmen Ortiz, valoró y destacó la labor de su antecesora, sobre la que dijo que ha hecho un buen trabajo, y que en esta nueva etapa se parte de este para seguir impulsando la actividad agraria y pesquera en Andalucía.

Asimismo, habló del equipo con el que cuenta, al que definió como «potente», y avanzó que desde este momento se podrán todos a trabajar para definir los principales retos que se va a marcar la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. Por lo pronto, y en colaboración con Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, proponen un punto de encuentro con el sector del regadío para hablar de agua, algo que, sin duda, fue guía en la labor de Carmen Ortiz. «Una mesa de diálogo permanente que va a ser donde se traten todos los problemas que vayan suscitándose para intentar buscar soluciones al problema del agua en un sector fundamental para nosotros».

Rodrigo Sánchez comentó que saben que «el agua es fundamental para nuestra tierra y todos tenemos que ser muy conscientes de ello». En términos similares se ha expresado José Fiscal, quien trasladó «el compromiso del Gobierno andaluz para contribuir a seguir en la senda, que no tiene retorno, de una agricultura sostenible, ecológica, compatible con el medio ambiente y especialmente respetuosa y cuidadosa con el uso del agua en una comunidad como la nuestra que no es excedente precisamente en este recurso».

Pide apoyo al Ministerio

Rodrigo Sánchez aprovechó su primer acto para hacer una llamada al Gobierno central con el objetivo de que «atienda la demanda que le viene haciendo Andalucía de rebajar el precio del agua desalada, igual que hizo en Murcia y Alicante».

Esa concesión del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente con los regantes de la Cuenca del Segura, a quienes redujo el precio del agua desalada en 10 céntimos por metro cúbico, «nos deja en clara desventaja y especialmente en esta campaña por la situación de escasez de lluvias en Almería».

Por ello, insistió en la importancia de que el Ministerio, tal y como aseguró su titular Isabel García Tejerina recientemente, «movilice todos los recursos hídricos disponibles para asegurar las necesidades del Levante, Murcia y Almería». Sánchez lamentó, además, que en los nuevos Presupuestos Generales del Estado no se hayan incluido inversiones tan necesarias como la ampliación de la desaladora de Carboneras, la reconstrucción de la de Cuevas de Almanzora y la desalobradora de la Balsa del Sapo.

Por su parte, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio aseguró que una de las prioridades del Gobierno andaluz en este ámbito es contribuir a la modernización de los regadíos de esta provincia para que la compatibilidad de la conservación del medio ambiente y la agricultura sea una realidad. Por eso, explicó que el departamento que dirige y la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural trabajan conjuntamente para agilizar los trámites de concesión de los derechos de riego, fundamentales para poder optar a las diferentes líneas de financiación de la Unión Europea en esta materia

Inversiones recientes

José Fiscal habló también del inicio de las obras de la estación de depuración de aguas residuales de El Cautivo, en la comarca, con una inversión de 6,3 millones de euros, proyecto que contempla el tratamiento terciario de los efluentes y su reutilización.

A esta actuación, también en materia de saneamiento y depuración, indicó el consejero,  se unen las obras de la depuradora de El Bobar, con un presupuesto de 9,3 millones de euros, y las de saneamiento del Bajo Andarax, con una inversión de 13,6 millones de euros, que incrementarán la capacidad de tratamiento de las aguas residuales de la ciudad de Almería y de los municipios de la comarca del Bajo Andarax, además de permitir en un futuro el desarrollo de un nuevo tratamiento terciario para poder ampliar las hectáreas de terreno regadas con aguas regeneradas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *