Beneficios de las hormonas enraizantes en los cultivos

Son numerosas las plantas que tiene la capacidad de reproducirse asexualmente. Esto quiere decir que al cortar un tallo, es capaz de echar raíces cuando se coloca sobre una maceta o sobre el suelo. Sin embargo existen una serie de hormonas que ayudan a las plantas y flores en el crecimiento durante este proceso, ayudando a que las raíces crezcan sanas y vigorosas, consiguiendo que la planta crezca sana y desarrolle todo su potencial . A estas hormonas se las conocen como hormonas enraizantes, un producto de un origen natural, de uso muy recomendable.

Esto se produce debido a que los enraizantes están diseñados para que se desarrollen raíces secundarias, además de pelos radiculares que es estiran, y que suponen mayoritariamente el principal sistema de nutrición de la planta, por lo que se puede transformas un mayor número de alimento.

El método de aplicación no es complejo. Basta con humedecer la base del esqueje con agua, e incluir las hormonas y espolvorearlas sobre la superficie, lo que hará que se mezclen con el agua e acaben introduciéndose hasta llegar al tallo.

En el mercado podemos encontrar hormonas enraizantes tanto de base ecológica, como de base química. Dependiendo del objetivo que nos planteemos, debemos de sopesar las dos opciones y decidirnos por la hormona que más se adapte a nuestros cultivos.

En la página de Agrobeta podréis encontrar una extensa variedad de productos para mejorar la calidad de vuestros productos y plantas, con una gama de enraizadores específicos para cada momento y planta.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *