La balanza comercial agroalimentaria mejoró un 4,1% en 2015

El saldo de la balanza comercial agroalimentaria fue de 9.987 millones de euros en 2015, un 4,1% más que el año anterior, gracias al récord en exportaciones del sector de 44.065 millones de euros, lo que supone un aumento del 7,5% para ese periodo, según el informe publicado este viernes por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. El valor de las importaciones fue de 34.079 millones de euros.

Estos resultados mantuvieron a España como el cuarto exportador de mercancías agroalimentarias, con una cuota de exportación del 8,5%. Por delante se situaron Países Bajos, Alemania y Francia. En el panorama nacional, las exportaciones agroalimentarias y pesqueras supusieron el 17,6% del total y solo fueron superadas por el sector de bienes de equipo.

El 57,8% de las exportaciones del sector correspondieron a la industria de alimentación y bebidas, que alcanzó un valor de 25.472 millones de euros, un 6% más que en 2014. Este crecimiento fue favorecido por el aumento de las exportaciones del alimentario pesquero transformado en un 12,1%. Las importaciones aumentaron un 7,3% generando un valor de 19.432 millones de euros, lo que causó un superávit de 6.040 millones y un incremento interanual del 2%.

Por otra parte, la suma de los productos no transformados, agrarios y  pesqueros, que supone el 34% del total de las exportaciones, incrementó sus exportaciones un 14% en 2015 hasta los 15.023 millones de euros, debido fundamentalmente al aumento de las frutas (15%) y las hortalizas (12%). Respecto a las importaciones, con un valor de 10.343 millones de euros y un aumento del 10,4%, generaron un superávit de 4.680 millones de euros, un 22,4% más.

Los productos no alimentarios constituyeron el 8,1% restante. Su saldo negativo empeoró el año pasado debido al aumento de las importaciones de todas las partidas y descenso de las exportaciones.

Las hortalizas y las frutas fueron los grupos de productos que más contribuyeron al aumento de exportaciones totales en 2015, debido a la mejora de los precios medios de exportación.

Por su parte, las exportaciones de carne siguieron su tendencia creciente y aumentaron un 20,4%, mientras que las de pescado aumentaron un 12,1%, al igual que las de cereales. Los aceites y grasas rebajaron sus exportaciones un 3% y aumentaron sus importaciones en un 29%, debido a la corta cosecha del aceite de oliva durante ese año.

EXPORTACIONES

La UE continuó siendo el principal receptor de productos españoles, con una cuota del 75,2% de las exportaciones del sector, lo que supone un 6,4% que en 2014. Las importaciones también fueron, predominantemente, de origen comunitario, con un 54,7% del total y una disminución del 5,95%.

Francia fue el principal socio comercial, con el 22,7% de la cuota de exportación y el 28% de la de importación. Los cítricos, la carne de porcino y las hortalizas frescas fueron los productos más exportados a este país, mientras que el maíz, el trigo, el queso y el pescado fresco destacaron en la importación.

Sin embargo, los países extracomunitarios tienen cada vez un peso mayor en el comercio exterior agroalimentario y pesquero, ya que las importaciones aumentaron un 10,9% y las importaciones lo hicieron en un 12%, lo que generó un salgo negativo de 4.506 millones de euros.

El principal socio comercial fue Estados Unidos (14,9% de la cuota de exportaciones y 12,4% de la de importaciones), seguido por China en las exportaciones y de Brasil en las importaciones. Los productos más exportados a este país fueron el vino, el aceite de oliva, las conservas de aceitunas y el queso, mientras que se importaron más almendras, habas de soja y bebidas espirituosas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *