Cuatro millones de kilos de pepinos, desechados por los bajos precios

‘No es oro todo lo que reluce’. La tradicional frase bien puede ser aplicada a la climatología que viene disfrutando la Costa Tropical en las últimas semanas, más propias de la primavera que del invierno. Lo cierto es que mientras el tiempo resulta muy agradable para la mayoría de los ciudadanos, y más aún para los turistas, ocurre todo lo contrario para el sector agrícola.

Estas temperaturas extrañas para la época están afectando a los ciclos naturales de los productos del campo, generando una sobreproducción en algunos de ellos que tiene una incidencia negativa en los precios. Si bien afecta a diferentes hortofrutícolas, el pepino es el ejemplo más claro de ello.
La exagerada producción ha hecho que esta hortaliza esté teniendo «una campaña desastrosa», según afirma Alfonso Zamora, gerente de Ecohal Granada, entidad que engloba a las empresas comercializadoras de hortofrutícolas. Si bien los precios están repuntando en las últimas fechas, simplemente hacen que la campaña sea un poco menos mala de lo que ha sido hasta ahora.
El gerente de la asociación de alhondiguistas asegura que en los dieciséis años que lleva en este sector no ha visto una campaña tan mala en materia de precios, como tampoco había vivido un invierno con temperaturas tan altas: «el clima es nuestra principal ventaja competitiva. Nosotros podemos producir en invierno porque suele ser muy suave, pero lo que pasa es que este año no tenemos invierno, es una primavera continua, por lo que las matas no paran de echar kilos y hay un exceso de oferta».
Esta situación ha llevado a que durante las dos primeras semanas del año se hayan tenido que llevar a vertedero por parte de las comercializadoras unos 4,5 millones de kilos de pepinos, aunque se trata de aquellos de segundas calidades que no son bien recibidos en los mercados, ya que pierden sus cualidades por permanecer demasiado tiempo almacenados en frigoríficos. Esa retirada de producción ha dado lugar a un repunte en materia de precios. De los 0,30 euros por kilo, pasó a los 0,50 euros.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *