Ayudas para los jóvenes que quieran incorporarse al campo

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural en funciones, Elena Víboras, ha asegurado que “todos los jóvenes que quieran incorporarse a la actividad agraria podrán recibir las ayudas contempladas en la nueva Orden destinada a tal fin, contemplada en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía (PDR) 2014-2020″.

Durante un encuentro en Sevilla con representantes de la Mesa de Interlocución Agraria, a los que la consejera ha informado de las últimas novedades de la Orden antes de firmarla para su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), Elena Víboras ha recordado que contará con un presupuesto inicial de 20 millones de euros para la convocatoria 2015, si bien ha asegurado que “podrá haber una reprogramación para destinar un mayor presupuesto en caso de que fuese necesario para atender a los jóvenes que cumplan los requisitos”. El nuevo PDR contempla un presupuesto de 130 millones de euros para las ayudas a jóvenes agricultores para el marco 2014-2020. “Si hay una prioridad en esta Consejería, ésa es el relevo generacional y nadie puede dudar de nuestro compromiso político y de todos los esfuerzos que estamos haciendo al respecto”, ha insistido la consejera.

Durante el encuentro, Elena Víboras ha repasado, junto con las organizaciones agrarias, los cambios que se han tenido que llevar a cabo desde la Consejería para adaptar el texto a las exigencias de la Comisión Europea y a los requisitos que establece el Marco Nacional que deben cumplir todos los Programas de Desarrollo Rural regionales.

En este sentido, Víboras ha informado que en febrero la Comisión Europea aprobó el nuevo marco nacional para 2014-2020, que supuso un cambio completo del modelo de ayudas a los jóvenes, que pasan de ser unas ayudas para realizar inversiones a una prima por desarrollar un plan empresarial. Eso obligó a iniciar de nuevo el proceso de redacción de la Orden con el objetivo de ajustarla a las nuevas exigencias del marco nacional y comunitario.

“Hemos dado todos los pasos necesarios para que su publicación sea inmediata, pero no podemos olvidar que dependemos de los plazos, los tiempos y los procesos de la Comisión”, ha subrayado la consejera.

Cambios sustanciales para el nuevo marco
Entre los cambios más significativos que plantea la nueva Orden, destacan además de la propia naturaleza del incentivo, que pasa de ser una ayuda a la inversión a una prima, que en el momento de solicitar la ayuda ya se tiene que ser agricultor o haber dado pasos para la instalación. En el anterior marco, era a partir de la concesión de dicha ayuda cuando el beneficiario iniciaba la actividad.

Para la próxima convocatoria se han establecido en las bases reguladoras siete requisitos, de los que los interesados deben cumplir al menos uno de ellos, como haber iniciado o recibido cursos formativos, haber iniciado los precontratos para compra o acceso a la titularidad de una explotación, o ser socio una cooperativa o Sociedad Agraria de Transformación, o haber presentado un plan empresarial, entre otros.

Estas ayudas, cuya cuantía oscilará entre 30.000 euros de base por instalación a 70.000 euros en función de la creación o mantenimiento de empleo y la dimensión del plan empresarial, están financiadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), la Administración General del Estado y la Junta de Andalucía.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *