La Junta de Andalucía muestra al embajador de Kenia el modelo de horticultura sostenible de Almería

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Sonia Ferrer, ha destacado la importancia de las pequeñas explotaciones familiares en el desarrollo de la agricultura intensiva de la provincia. Así lo ha puesto de manifiesto la representante del Gobierno andaluz en el transcurso del encuentro que ha mantenido esta mañana con el embajador de Kenia en España, Bramwel W. Kisuya, en el que el diplomático del país africano ha mostrado especial interés por el denominado ‘modelo Almería’ –su horticultura sostenible y su sistema de regadío-, así como por la pesca y el medio ambiente.

 

Sonia Ferrer ha explicado que, además de otros factores, el secreto del mal llamado ‘milagro Almería’ está en el factor humano. Y es que, la mayor parte de los agricultores de la provincia son pequeños propietarios de unas 14.000 explotaciones de unas 2 hectáreas de superficie, que han desarrollado un sector que en la actualidad da empleo directo a unos 50.000 trabajadores –buena parte de ellos procedentes de países africanos, sudamericanos y del Este de Europa-, y que genera a su alrededor en torno a otros 60.000 empleos más.

Sonia Ferrer ha explicado al embajador keniano que Almería, que hace medio siglo era una provincia de emigración y con una de las rentas más bajas de España, en sólo unas décadas ha pasado a ser una provincia de acogida de mano de obra y de las más prósperas, gracias al desarrollo de la agricultura intensiva,

La agricultura tiene una gran importancia para la economía almeriense, donde aporta en torno al 20% del Producto Interior Bruto de la provincia, sobre todo por el peso de la horticultura, que supone un 60% de toda la producción hortícola de Andalucía. Buena parte de la producción de frutas y hortalizas de Almería –en torno al 70%-, se destina la exportación. En 2014, el 40% de las exportaciones de verduras de España salieron de los invernaderos de Almería.

La provincia tiene 29.596 hectáreas de superficie de invernaderos, la mayor extensión de cultivos protegidos de Europa, implantada en una de las zonas más secas del Continente gracias al desarrollo de un moderno sistema de regadío que permite el uso más eficiente y eficaz del agua.

Invernaderos de alta tecnología

Tras repasar los principales hitos y logros de la horticultura al-meriense, el delegado de Agricultura ha manifestado que uno de los retos más importantes que tiene la horticultura almeriense para los próximos años es el de la modernización de las estructuras. Y es que según José Manuel Ortiz, casi un tercio de la superficie de invernaderos se ha quedado obsoleta, por lo que habría que mejorarlos para in-crementar la productividad manteniendo niveles bajos de consumo energético y mejorando el uso de la energía.

Para mostrar uno de los modelos de estructuras con alta tecno-logía de Almería, José Manuel Ortiz ha acompañado al embajador keniano a una visita a la explotación de la empresa de Luis Andújar, en El Alquián (Almería), unos invernaderos con calefacción de gas natural, tratamiento de gases de escape CO2/Nox, recirculación de aguas de irrigación y acumuladores de agua caliente, que cuentan con la primera planta de cogeneración con uso agrícola en España.

Según José Manuel Ortiz, se trata de unos invernaderos pensados para reducir el impacto de la actividad agrícola sobre el medio am-biente, que demuestran el impacto medioambiental de los cultivos bajo plástico es menor que el de la producción al aire libre, ya que utilizan los recursos energéticos de forma más eficiente, por lo que son mucho menos contaminantes.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *