La estabilidad, objetivo del Gobierno para el sector agroalimentario

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha asegurado que el Gobierno trabaja desde el inicio de esta Legislatura para de dotar de estabilidad al sector agroalimentario. “En estos tres años, ha asegurado, hemos trabajado para transformar la incertidumbre en el campo en estabilidad, ofrecer un horizonte de tranquilidad, y poner a disposición de los agricultores y ganaderos las herramientas necesarias para que refuercen su competitividad“.

 García Tejerina ha subrayado la importante contribución del sector agroalimentario a la economía española, al medio ambiente y al territorio, “lo que constituye un motivo de orgullo para todos”. En concreto, la ministra ha indicado que la producción primaria, junto a la industria y la distribución, supone casi el 9% del PIB, generan cerca de 2.3 millones de empleos y exportan por valor de más de 40.000 millones de euros al año, “con una balanza comercial que nos ayuda a equilibrar las cuentas nacionales”.

Para la ministra, se trata de un sector que ha desempeñado un papel fundamental en la recuperación económica y que tiene un futuro muy prometedor. Para ello, “este Gobierno está trabajando para que el sector despliegue todo su potencial y pueda alcanzar las mayores cotas de desarrollo, para lo que necesita contar con los apoyos adecuados y las herramientas necesarias”, ha recalcado.

REFORMA DE LA PAC
Para conseguir este horizonte de estabilidad, la ministra ha recordado cómo el Gobierno logró para España 47.000 millones de euros en la negociación de la reforma de la Política Agrícola Común, que constituyen un apoyo económico para más de 900.000 explotaciones, lo que garantizan el 30% de sus rentas. Por lo tanto, “la inquietud que había en el año 2011 se ha convertido en un horizonte de estabilidad”.

Además, “hemos negociado una PAC suficientemente flexible para dar respuesta a una agricultura tan rica y tan diversa como es la agricultura española y, especialmente, la agricultura extremeña”. En concreto, se ha logrado evitar la tasa plana, “que habría perjudicado enormemente a una agricultura tan rica y variada como la extremeña”, ha reiterado.

“También hemos evitado que cualquier superficie pudiera recibir ayudas y, por primera vez, vamos a centrar estos apoyos en aquellas explotaciones que de verdad están dando vida, riqueza y empleo al medio rural”, ha añadido. En relación con el tabaco, un cultivo especialmente importante para Extremadura, hemos conseguido introducir la ayuda asociada en el pago básico para que los productores de tabaco mantengan un nivel importante de apoyo.

La ministra ha asegurado que “vamos a tener más PAC para los jóvenes”. Según ha apuntado, esta apuesta supone un esfuerzo por parte de todos los agricultores y ganaderos, ya que se destinará hasta el 2% de las ayudas directas a los jóvenes agricultores, “para que encuentren en el campo un medio de vida atractivo”

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *